Falta el oro – Valverde en los Mundiales- Video

Posted on enero 31, 2013

0


Gabriel Álvarez García @gabialv91

Si hay una prueba en la que se puede ver toda la esencia de este magnífico deporte esa es el mundial en ruta. Corredores que durante toda la temporada son rivales se enfundan el maillot para representar a su país y corren por un objetivo común, el arcoíris.
En este brillante época del ciclismo español que nos ha tocado vivir, la cita con la televisión en el mes de Septiembre es obligada y todos los años nuestros corredores nos hacen soñar y en ocasiones tocar el cielo.

Pero estos genios nos han malacostumbrado, nos han hecho avariciosos y parece que solo nos vale verlos en lo más alto del podio. Uno de estos corredores que siempre está ahí, pero que todavía, y decimos todavía porque estamos seguros de que algún día pasará, no se ha enfundado el maillot arcoíris es Alejandro Valverde.

No vamos a descubrir aquí la clase, o el estilo de este brillante ciclista, (una de las debilidades de la redacción de Dorsal51) pero está claro que en carreras de un día, sea cual sea el recorrido es un aspirante a todo. Cuatro medallas, grandes alegrías y algunos sinsabores, pero ninguna de oro, hoy os recordamos todas las veces que Alejandro nos ha hecho vibrar intentado convertirse en el campeón del mundo.

La primera vez que lo vimos en una prueba mundialista no se nos olvidará en la vida. Aquella tarde mágica en Canadá, en la ciudad de Hamilton, España conseguiría un doblete histórico y el campeón murciano la primera de sus medallas en mundiales, plata. Un circuito duro había torturado a los ciclistas durante casi seis horas y media, la selección había sufrido abandonos, caídas y averías, pero al llegar al último repecho a dos kilómetros de meta Igor Astarloa estaba en el grupo cabecero y lanzó un ataque que sería definitivo. Cuando las fuerzas ya estaban al límite Valverde consiguió enlazar con la grupeta y la selección se encontraba en una situación ideal, similar a la que tuvimos el Colombia en 1995 con Olano e Induráin. El resultado fue el mismo, mientras que un emocionado Astarloa tenía tiempo para disfrutar, por detrás un jovencísimo Alejandro, todavía con el casco del Kelme, vencía en el sprint a nombres como Bettini o Van Petegem llevando el éxtasis a todos los que en aquel momento estábamos siguiendo la prueba.

En la siguiente edición en Verona y tras la decepción del equipo español en los Juegos, Valverde llegaba en el grupo al sprint final, pero en esta ocasión su cometido no era llegar el primero, sino que su compañero Óscar Freire consiguiera su tercer maillot arcoíris. Por suerte todo salió como estaba a las mil maravillas, Alejandro fue un lanzador de lujo para un Freire que dominó el sprint en el que sería su último título mundialista. Valverde con la satisfacción del trabajo bien hecho fue sexto.

En 2005 la selección corrió en casa. El circuito no era muy duro y se esperaba una llegada al sprint y que Freire se pudiera convertir en el primer ciclista de la historia con cuatro mundiales, pero una lesión le impidió siquiera participar. Así pues las aspiraciones españolas eran más bien pocas, pero en una llegada más o menos masivas, en la que faltaban muchos sprinters puros, a falta de 500 metros aparece el maillot blanco de Alejandro Valverde que lanza un sprint larguísimo y que tan solo puede ser superado por un Tom Boonem que fue el claro y justo ganador de aquella prueba. Valverde lo intentó pero se quedó con la miel en los labios, otra plata.

Nuevamente estábamos todos pegados al televisor en 2006, salvo aquellos privilegiados que lo pueden ver en directo, en esta ocasión la cita era en Salzburgo. Tras una prueba durísima, como todas las de estas características, la selección española hizo un movimiento espectacular que durante algunos segundos nos hizo pensar, a los fans más ardientes como nosotros, que el doblete podía volver a ser posible. Samuel Sánchez se pone en cabeza del grupo e imprime un ritmo demoledor dentro del último kilómetro de la prueba, a su rueda Alejandro y tras él dos sprinters puros, Bettini y Zabel. Tras la toma de la última curva Samu se aparta y Valverde lanza su sprint, nada puede hacer ante los dos especialistas que lo sobrepasan con “relativa facilidad” y es testigo en primera persona de una dura batalla entre los dos corredores que se acabaría llevando el campeón Italiano. Así pues, en esta ocasión bronce.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) intentó por todos los medios que Valverde no participara en el mundial de Stuttgart, alegando la supuesta implicación del corredor murciano en la Operación Puerto. Tras recurrir al Tas Alejandro puede participar, pero descentrado y bajo todas las miradas de sospecha se queda cortado en la última vuelta y acaba muy lejos de Paolo Bettini, ganador de la prueba. Los años 2008 y 2009 fueron carreras de sinsabores para el corredor murciano, aunque se supo mover bien en carrera no entró en los cortes decisivos y no pudo luchar en ningún momento por la victoria.

No volvimos a ver más a Valverde en los mundiales hasta el pasado mes de Septiembre. La cita era en Valkenburg y el circuito parecía hecho para él. Pero una mala colocación unida a la pésima actuación de la selección española como equipo en esta edición, lo que suscitó bastante polémica durante los días siguientes, impidió a Valverde luchar por la victoria y cuando quiso reaccionar no pudo ser más que tercero. Alejandro volvía al podio, otra vez bronce.

Tal vez esta ha sido la ocasión que más le ha dolido no ganar el mundial. En Valkenburg sí pareció más una oportunidad perdida que una medalla ganada. Su primera plata había sido la guinda al oro de Astarloa, era impensable que Alejandro, por mucha clase que atesore, pudiera vencer a sprinters como Boonem, Bettini o Zabel, pero aquel día en Bélgica él mismo dijo que podría haber sido oro. 
Como decíamos al principio, el mundial es una cita mágica y Alejandro Valverde ha formado parte de esa magia en la última década. Nosotros esperamos que siga luchado como hasta ahora y poder contaros como el próximo Septiembre, en Florencia, un español consigue ganar la medalla de oro y enfundarse el Maillot arcoíris de campeón del Mundo.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera