Ciolek, el último superviviente en Sanremo

Posted on marzo 17, 2013

0


milan-sanremo-2013-1

Adrián Monserrate Vidal – @AdriMonVid

Todos tenemos en la retina la imagen de Perico Delgado en la ascensión al Gavia en 1988, con la intensa nieve y los corredores al borde de la hipotermia. Pues bien, la Milan – San Remo 2013 será recordada igualmente por la dureza del clima y el gran número de abandonos. 248 corredores tomaron la salida, y solo 135 valientes fueron capaces de llegar a meta. En unas condiciones complicadísimas, con nieve y muchísimo frío, Ciolek tuvo lo necesario para batir al sprint a Sagan, Cancellara y Nibali, y llevarse así la Classicissima.

Se corrieron 117 kilómetros con viento, frío y una fuerte nevada. La situación era límite, incluso había capas de hielo en los cascos y caras de los corredores. Como era lógico, ante tal circunstancia la carrera se paró. Fueron momentos de tensión, con división de opiniones sobre si se debía seguir o no, y momentos que los corredores aprovecharon para publicar fotos suyas absolutamente helados a la llegada a los autobuses.

Finalmente, la organización decidió retomar la carrera 56 kilómetros más adelante y sin subir el Passo Turchino ni la Maine. Así, tras casi 2 horas de parón por la nieve, los ciclistas salieron nuevamente a la carretera, aunque la dureza de la situación había hecho mella en muchos, ya que hombres como Boonen, Goss, Niki Terpstra, Lars Peter Nordaugh, Vandenbegh o Tom Slagter se quedaron en los buses.

Los ciclistas que componían la fuga hasta el momento, (Lastras, Bak, Montaguti, Rosa, Belkov y Fortin) salieron 7’10” antes del pelotón. Precisamente en este pelotón se veían caras de sufrimiento y era habitual ver a ciclistas moviendo brazos y piernas para intentar evitar el frío. Uno de los que llevaba el día cruzado era Vincenzo Nibali, que, pese a tener una gran oportunidad ante sí, no pudo entrar en calor y también abandonó. Kwiatkwoski fue otro de los que no pudo aguantar las condiciones y puso pie a tierra.

Stanard y Chavanel, los animadores de la carrera.

Stanard y Chavanel, los animadores de la carrera.

El pelotón estaba comandado por Astana, Cannondale y sobre todo Sky, y pocos kilómetros antes de comenzar Cipressa ya habían cazado a la fuga. Las fuerzas estaban justitas, pero aun así los ciclistas dieron el do de pecho: El primero fue Gilbert, que se tiró en la bajada de Cipressa. Después, fueron Stannard, Vorgonov y Chavanel (del que se pensaba que había abandonado) los que lo intentaron. Consiguieron abrir un hueco de hasta 30”, e incluso tuvieron fuerzas para atacarse mutuamente en el Poggio. Esto lo vieron desde atrás, y Cancellara lanzó un ataque que siguieron Sagan, Ciolek y Paolini.

El Bicho eslovaco, Peter Sagan, era el gran favorito. Sus compañeros de fuga lo sabían y le dejaron toda la tostada a él. Fue a la caza de los de delante y asumió toda la responsabilidad. Los siete llegaron al sprint juntos, pero el gran favorito Sagan no ganó. Quién sabe si le pesaron las piernas por el esfuerzo, o si lanzó el sprint muy pronto, o si, o si… Pero el Bicho no ganó, y Ciolek (del equipo sudafricano MTN-Qhubeka, ¡de división continental!) aprovechó su punta de velocidad para lograr una victoria mítica (e inesperada) en el primer gran Monumento de la temporada.

Su nombre pasará a la historia, y esta edición de la Milan – San Remo también. Solo podemos decir gracias a todos los ciclistas que han conseguido llegar a la meta. Épico.

Clasificación: 

1. Gerald Ciolek (MTN-Qhubeka) 5:37:20
2. Peter Sagan (Cannondale) m.t.
3. Fabian Cancellara (RadioShack-Leopard) m.t.
4. Sylvain Chavanel (Omega Pharma-Quick Step) m.t.
5. Luca Paolini (Katusha) m.t.
6. Ian Stannard (Sky) m.t.
7. Taylor Phinney (BMC) m.t.
8. Alexander Kristoff (Katusha) a 14
9. Mark Cavendish (Omega Pharma-Quick Step) m.t.
10. Bernhard Eisel (Sky) m.t.
11. Francisco Ventoso (Movistar Team)

 

Anuncios
Posted in: 1-Carretera