El secreto del monopolio de Sky

Posted on marzo 25, 2013

1


Muchos corredoresque actúan como uno solo. Un equipazo con todas las letras (foto: antidotelikes.blogspot)

Muchos corredoresque actúan como uno solo. Un equipazo con todas las letras (foto: antidotelikes.blogspot)

Antonio Álvarez Lovillo-@lovillo99

Llano, montaña, pavés, descenso, sprint, crono… Miremos lo que miremos siempre hay corredores vestidos de negro y azul dirigiendo el pelotón. Ya ha dejado de ser una novedad y se ha convertido en una costumbre. Sky Procycling es el nombre de esta plaga de corredores que monopolizan constantemente las primeras plazas de las mayorías de las carreras. Ellos controlan,  ellos dirigen, ellos deciden. No hay actualmente un equipo tan dominador y que le pueda hacer sombra al conjunto británico. Mucho se dice de la razón de ser de este control: técnicas de entrenamiento, insuficiencia de otros equipos, suposiciones innecesarias… Pero aparte de los Froome y Wiggins que la mayoría de las veces se llevan los elogios, detrás de ellos está el verdadero secreto del Sky: los gregarios.

Cuando Rupert Murdoch decidió a través de su empresa de televisión British Sky Broadcasting llevar a cabo el patrocinio de un equipo ciclista, seguramente pensó hacer lo que él acostumbra con todo lo que toca: llevar el control. Para ello aportó mucho dinero. Gran cantidad de euros al servicio de Dave Brailsford, el seleccionador británico de ciclismo en pista que sería el encargado de llevar este proyecto por buen camino. El objetivo era claro: llevar a un gran nivel el ciclismo de esa región y el horizonte estaba en el amarillo de la vecina París. En 2010 se dio el pistón de salida de la mega intención británica. Un gran sueño comandado por un gran patrón y que estaba en las piernas de unos ciclistas el poder conseguirlos. Al gran nombre de Bradley Wiggins (también se quería fichar a Cavendish pero no se pudo hasta más tarde) se le unieron otros tan importantes como el de Flecha, Lövkvist, Boasson Haggen o Gerrans y otros no tan sonados, muchos de ellos de la propia nación de donde salió el equipo. Lo cierto es que muchos de esos corredores ya no están el equipo.; otros forman parte de su staff, como Arvesen o Portal y la plantilla se ha ido rejuveneciendo considerablemente sin dejar de lado el factor británico. Lo que no se ha dejado de lado es la esencia con la que nació: corredores todoterrenos y que cumplen a la perfección el papel del más fiel gregario.

Gregarios que dominan todos los terrenos y que incluso pueden asumir la capitanía en algún momento. (foto: telegraph.co.uk)

Gregarios que dominan todos los terrenos y que incluso pueden asumir la capitanía en algún momento. (foto: telegraph.co.uk)

No hay margen de error cuando se nombra al Sky como un equipo completo. Este 2013 el conjunto británico está compuesto por 27 ciclistas. Por encima de ellos destacan dos corredores: Chris Froome y Bradley  Wiggins. Al principio del año pasado solo era Wiggins, aunque los galones de Cavendish también eran destacables. Más de 20 corredores para un corredor. El dominio de Wiggo fue considerable durante la temporada, poniendo el colofón en el Tour de Francia, donde sorprendentemente su bloque fue segundo. Pero a lo que vamos. Esta temporada que está en marcha ya ha visto el sello Sky en la general de París-Niza, en la del Tour de Omán y en la de Criterium, más triunfos en otras carreteras como las de Tirreno Adriático o la del Tour Down Under.  Y los lugartenientes más fieles también han firmado de sufrimiento las intentonas rivales. El más destacado de todos es actualmente Richie Porte. Australiano de 28 años afincando en Mónaco. Lo bien que sube no le permite andar mal en la crono (de hecho ha sido dos veces 3º en el campeonato contra el crono de su país). Su nivel se ha visto reflejado en la reciente París Niza donde ha sido el líder indiscutible de Sky y de la carrera ganando dos etapas y la general. Perfecto para hacer de último hombre para Froome o Wiggins en Giro o Tour, dependiendo de lo que pidan cada uno. En Criterium se ha visto que puede estar incluso al nivel de ellos. No está huérfano de éxito en las Grandes Vueltas, puesto que ya fue séptimo en el Giro 2010, donde destacó como mejor joven. Además ese año ganó una etapa de Romandía. Su sueño dice que es el amarillo de París. Posiblemente, este año su sueño no se pueda ver cumplido por órdenes de equipo. Quizás el reto sea muy grande pero ya ha dejado sus credenciales.

Pero si hay que hablar de gregarios, esa es la dupla colombiana Urán y Henao. Como si de un apellido compuesto se tratara, ambos son inseparables. Comparten lugar de residencia, ya que ambos viven en Pamplona (al igual que otro corredor Zandío). El primero es de sobra conocido por sus éxitos: plata olímpica, tercero en Lombardía, segundo en una Volta. Henao está algo más huérfano de éxitos aunque ya este 2013 ha conseguido ganar en una etapa de Algarve. Los dos fueron al Giro de Italia del año pasado compartiendo galones, acabando 7º y 9º respectivamente. En la Vuelta les tocó trabajar, siendo siempre los hombres que escoltaban a Froome en las rampas de los puertos. Este año ya han sido claves para el segundo puesto del propio Chris Froome en Tirreno Adriático y seguro que serán actores principales en las grandes rondas por etapas. Otros dos corredores imprescindibles para los éxitos y con gasolina para rato son Geraint Thomas y Edvald Boasson Haggen. Los dos están desde el nacimiento de la estructura británica. Ambos relativamente jóvenes (27 y 26 años) y que son capaces de actuar como líderes en carreras como las de pavés. Sus respectivos potenciales no acaban ahí. Como diría el refrán para un roto y un descocido. Si hay que preparar un sprint, lo vais a tener. Si tienen que llevar en llano a alguien, lo van a proteger. Si es necesario aguantar en subida, no duden que lo harán. Si tienen que ganar una crono, no los descartéis (ambos han sido medallistas nacionales en esta disciplina).

Ver ya a los corredores del Sky en cabeza del pelotón se ha convertido ya en costumbre en las carreras (foto: vavel.com)

Ver a los corredores del Sky en cabeza del pelotón se ha convertido ya en costumbre en las carreras (foto: vavel.com)

A falta de super gregarios, este año se ha unido un corredor que apunta a ser la guinda del pastel: Vasil Kiryenka. El bielorruso más famoso del pelotón y sin duda alguna, uno de los corredores más trabajadores de todo el panorama ciclista. El solo es capaz de llevar en una subida enfilados a todos los componentes del grupo. Insistente a la par de frio. No le pidáis un gesto distinto a una cara de esfuerzo en cabeza. Su perseverancia ya se ha visto en Criterium International. En el Movistar ya sabe cómo se las gasta el bueno de Vasil. Ganador de etapa en el Giro. Gran croner. Otro todoterreno al servicio del conjunto británico. Para temblar. A toda esta relojería perfectamente engrasada le da sabor nacional Xabier Zandio y David López. Al igual que el bielorruso, también provienen de la estructura de Eusebio Unzué. Más rodador el primero y el segundo mejor escalador. López ya ha sido protagonista en la Volta a Catalunya. Tendrán sitio en los equipos de las grandes vueltas y su papel como gregarios será fundamental para dejar a otros como Urán, Henao o Porte la parte más dura. Incluso López podría asumir galones superiores en algún momento. Todo esto se completa con otros ciclistas muy absolutos en todos los terrenos como Sitsou, Christian Knees, Dario Cataldo o Christopher Sutton.

El único inconveniente de esta súper potencia ciclista es el combinar tanto talento y los éxitos. El Tour del año pasado fue el mejor ejemplo. No obstante, la papeleta se solucionó a la perfección. Este año, los dos líderes irán por separados a Giro y Tour. Parece ser que solo Porte pueda romper la armonía del equipo en cuanto a superioridad de Froome y Wiggins. No obstante, en Criterium se han visto muy unidos y copando las dos primeras posiciones al segundo del año pasado en Francia y al australiano. Ambos llevarán una escuadra igual de potentes. Cada uno los elegirán como si de una pachanga de fútbol se tratara. Los corredores de Dave Brailsford estarán preparados para el reto. Dominar la carretera. El año pasado fueron primeros en el World Tour. Nunca fue tan importante el equipo. Cuando se trabaja unidos, los resultados vienen solos. También entra en juego la clase, pero para eso está el dinero de Murdoch. En esto radica el secreto del Sky: en la perfecta retaguardia que acompañan a Wiggins y Froome; los gregarios más importantes y preparados del World Tour.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera