Los genios vienen de Auschwitz. Przemyslaw Niemiec

Posted on abril 2, 2013

0


Con Miche llegaron sus victorias más sonadas (cyclingtopics.it)

Con Miche llegaron sus victorias más sonadas (cyclingtopics.it)

Diego de Arístegui Bengoechea @onlydieks

Hablar de Przemyslaw Niemiec significa hacerlo acerca de un ciclista que ha llevado la constancia y la dedicación absoluta hacia el deporte que practica como las dos principales virtudes de su calidad como profesional sobre la bicicleta. Se trata de un corredor cuanto menos curioso, como también resulta la mar que anecdótica la población que le vio nacer, la irreconocible Oswiecim. Otros prefieren llamarla Auschwitz.

Pero dejando de lado las inevitables reminiscencias históricas, esta ciudad del Sur de Polonia puede presumir de algo infinitamente positivo para todos los habitantes que hoy forman parte de su censo, la fortuna de contar con uno de los ciclistas más prometedores que ha dado nuestro deporte en este país. Los más entendidos diréis que tiene la friolera edad de 32 años, pero es que ya lo dije al comenzar este artículo, se trata de un corredor especial y curioso, fuera de lo normal.

Consciente de que en su país las oportunidades para triunfar en un negocio tan exigente como el ciclismo eran muy escasas, decide comenzar su andadura como profesional en uno de los países con más tradición en él, y uno de los mejores escaparates para empezar a lucir destellos, Italia. En el año 2002 inicia su aventura a las órdenes del mítico equipo Amore & Vita Beretta, desaparecido en el año 2011, y que ha dado vida a grandes corredores que compiten hoy en día a un gran nivel, como Aleksandr Kuschynski o el propio Niemiec, a los que siempre ha gustado moverse por tierras transalpinas. Será aquí donde llegue el primer triunfo de nuestro curioso corredor, en el Giro del Medio Brenta.

Sintiéndose agusto sobre suelo italiano, decide no obstante cambiar de aires sin salir del país con rumbo al conjunto Miche, equipo en el que conseguirá el mayor saco de triunfos en su carrera, y que le servirá además como salto cualitativo en su condición de competidor ciclista. De los casi quince triunfos que se le atribuyen a Niemiec en su etapa al frente del Miche (2004-2010), quizás sus logros más “computativos” llegarán con sus triunfos en carreras como el Tour de Eslovenia (2005), Tour de Toscana (2006), y su último triunfo de renombre, la Ruta del Sur (2009).

Consolidado en la élite ciclista, se ve envuelto en la encurcijada de si continuar con su carrera con casi 30 años a sus espaldas, o la de retirarse consciente de los importantes logros que ha cosechado ya en estos años. Su decisión es la de continuar, pero formando parte de un equipo con mayúsculas, siempre manteniéndose en Italia. El conjunto cuyos colores hoy Niemiec defiende, el Lampre-Merida. Reafirmando su condición como escalador innato, su rol comienza a estar más relacionado a las labores de equipo, sirviendo a líderes dentro del equipo como Damiano Cunego o Michele Scarponi.

En este nuevo estatus adquirido por Przemyslaw Niemiec, ha quedado patente la cantidad de kilómetros que les quedan por recorrer a sus piernas. Un momento en el que su equipo, a pesar de mantener a Cunego y Scarponi como los líderes del plantel, no parece encontrar al hombre que pueda hacer retornar las esperanzas de victoria que otros ya hicieron en su momento como Gilberto Simoni o Alessandro Ballan. Niemiec parece querer acaparar este protagonismo. Sin esconderse en las grandes citas de comienzo de temporada, el polaco ha completado unas actuaciones muy meritoras tanto en la Tirreno Adriático, como en la recién concluida Volta a Catalunya. Es por esto que nuestro curioso y constante corredor merece nuestro reconocimiento desde aquí.

Algunos lo llamarán segunda juventud, yo prefiero ponerme más melancólico y llamarlo pozo sin fondo. Tenemos Przemyslaw Niemiec para rato.

Anuncios