El fin de clásicas más feliz para Alessandro Ballan

Posted on abril 10, 2013

1


Foto del regreso de Ballan con la bicicleta el nueve de marzo, dos meses después de su grave caída.

Foto del regreso de Ballan con la bicicleta el nueve de marzo, dos meses después de su grave caída.

Antonio Álvarez Lovillo-@lovillo99

La temporada de pavés ha acabado. Es momento de reflexionar para los corredores que han formado parte de ella y que habían puesto sus objetivos en estas competiciones. Muchos hablarán de decepción, otros como Cancellara de éxito rotundo, mientras siempre quedarán los que digan que salen reforzados aunque no aparezcan como ganadores de ninguna de ellas. El caso es que hay un corredor que el paso de las clásicas le ha hecho más feliz que a nadie. Y eso, que en circusntancias normales, el haber estado en casa viendo como los ciclistas pelean por ganar Flandes o Roubaix no es bueno para un clasicómano, pero su caso es especial, o al menos este año. Hablamos de Alessandro Ballan, que ya ha empezado a rodar en bicicleta después de su grave accidente ocurrido en tierras españolas hace ya más de tres meses. Para él, habrá sido una sensación un poco rara la frustración de no poder correr en sus carreras favoritas y el saber que va a volver a montar en bicicleta. A dia de hoy, podemos decir que cada vez más, el regreso de todo un corredorazo está más cerca.

Jueves 24 de diciembre de 2012. Las tierras valencianas eran testigos por tercer año consecutivo de los primeros entrenos de la temporada de 2013 (o últimos de 2012 para quien quiera mirarlo así) del equipo BMC. Evans, Gilbert, Ballan, Van Avermaet… todos rodaban por aquella zona, apetecible por el hecho del buen tiempo que no se puede encontrar por muchos sitios. En una tranquila jornada de entrenos, el casi desconocido Coll de Rates supondría un punto de inflexión en la carrera (e incluso de vida) de uno de esos corredores. Sería para Alessandro Ballan, el italiano que sufrió una grave caída durante el descenso de este puerto a más de 50 kilómetro por hora. Desde el principio se tuvo constancia de la gravedad del accidente. Su parte no era muy bueno: reflejaba una fractura desplazada del fémur izquierdo, fractura de la novena costilla y trauma abdominal. Además, los médicos tuvieron que extirparle el bazo. Ballan se le indució en un coma por parte de los médicos, mientras estos sopesaban la posibilidad de incluso poder extirparle un riñón. Su vida no corría peligro pero las noticias para un deportista como él y con la temporada a punto de comenzar no eran del todo esperanzadoras.

Imagen del entrenamiento de Bandiera y Ballan (foto: Instagram Marco Bandiera)

Imagen del entrenamiento de Bandiera y Ballan (foto: Instagram Marco Bandiera)

Pocos días después el ex-campeón del mundo despertaba del coma inducido. El riñón no fue extirpado y se empezó a recuperar de las fracturas. Fue trasladado a su casa, donde comenzó la recuperación. Muy larga por cierto. En algún tiempo se tenía que olvidar de coger la bicicleta, así que la temporada 2013 que supuestamente tenía que comenzar en Enero en el Tour Down Under tenía que esperar para él. Trabajo en la piscina y en el gimnasio para no intentar perder mucha forma y ganar peso era el secreto del clasicómano italiano. Ballan seguía recuperándose durante los meses posteriores, pero el hecho de pedalear aun no podía hacerlo. La primera noticia buena le llegó hace un mes cuando tomó contacto con la bici de nuevo. Posteriormente, le fue quitado un tornillo de su pierna que tenia desde la operación, por lo que tuvo que parar de nuevo. Eso sí, le fijaron fecha para su posible regreso. Lo más duro, sobre todo teniendo en cuenta como es un deportista, sería ver las clásicas desde el sillón de casa. No fue así gracias a su equipo. No es que corriera, pero el hecho de haber ganado el Tour de Flandes 2007 le bastó a su equipo para llamarlo como consejero de sus compañeros. “La llamada de la BMC me ha hecho muy feliz, quiere decir que siguen teniendo una gran confianza en mí”, declaró el italiano tras conocer la noticia.

Pocos días después de terminar Roubaix, Marco Bandiera, corredor del IAM Cycling Team, publicaba una foto en bicicleta con Alessandro Ballan, alegrándose de poder entrenar juntos. El día había llegado y la bicicleta del ciclista de BMC volvía con su dueño. Aun queda tiempo para poder verle regresar, ya que según  reconoce, hasta finales de Junio no tiene previsto aparecer. Ahora mismo, sus sesiones están siendo bastante cortas, de dos a tres horas, esperando a volver a sentirse con confianza y en forma para poder prepararse para la competición. Sus objetivos de este año estarán en hacer un buen papel en la Vuelta a España y su sueño, el Mundial de Florencia. Qué mejor manera de enderezar este año para Ballan que volviendo a conseguir el maillot de campeón del mundo en su tierra. Parece lejano y muy dificil, pero la ilusión de un deportista lo puede todo. Incluso graves caídas que se convierten en simples sustos para poder contar a sus hijos. Como  haber ganado Tour de Flandes o un Campeonato del Mundo. Feliz regreso Alessandro.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera