El campeón del Tour para consagrar el Giro

Posted on mayo 5, 2013

0


Gabriel Álvarez- @gabialv91

Para ser la mejor prueba ciclista, ya sea clásicas de un día, de una semana o una gran vuelta, no vale con un recorrido espectacular, tienes que conseguir traer a los mejores corredores. Lo hemos visto este año con el seguimiento de la Tirreno-Adriático con todos los primeras espadas y el desencanto que al mismo tiempo nos ofrecía la París-Niza, sin quitar ningún mérito al bueno de Richie Porte. En los últimos años se ha abierto el debate, debate que por supuesto analizaremos en Dorsal51 en un futuro no lejano, de cuál era en la actualidad la mejor vuelta por etapas.

Todos estaremos de acuerdo en que en cuanto espectáculo el Tour se ha quedado ligeramente atrás, pero también habrá consenso en que para los corredores sigue siendo la prueba con más reconocimiento y que más fama otorga, una señal de ello es el calendario de muchos de los grandes capos del pelotón este año, que han desechado el Giro en favor de un Tour que parece que quiere recuperar el terreno perdido.

La presencia de Wiggo ofrece al Giro un valor añadido con respecto a Tour y Vuelta (via 20minutos.es)

La presencia de Wiggo ofrece al Giro un valor añadido con respecto a Tour y Vuelta (via 20minutos.es)

Así pues no vale con ofrecer mucho más espectáculo y mucha más emoción, como lleva haciendo el Giro ya bastantes años (sí, en mi opinión la mejor vuelta por etapas del momento), también hay que luchar contra 100 años de historia de la Grande Boucle. Y si con el recorrido no es suficiente hay que recurrir a los corredores.

Si quieres ser la mejor gran vuelta, no puedes permitir que vaya gente, como ha sido habitual estos años de atrás (a decir verdad cada vez menos) a preparar por tus carreteras y por tus puertos el Tour de Francia, salvo que lo hagan al estilo Miguel Induráin, ganando el Giro. Eso te hace ver a ojos de los espectadores como una carrera menor, al igual que ocurre con la Vuelta a España y la preparación para el Mundial.

Nosotros nos ponemos en mente de los organizadores del Giro y la solución principal es la siguiente: hacer un recorrido para traer al campeón del Tour. ¿Ha querido el Giro traer a Wiggo para dar un paso más por ser la Vuelta de tres semanas de referencia?

Está claro que no puedes obligar a nadie a correr tu carrera, pero si puedes ponerle un caramelo al que sea imposible decir que no, y un tío con tanta clase como Bradley Wiggins, nunca va a decir que no.

Sí, este Giro es uno de los más duros que se recuerda, pero todos estaréis conmigo en que Sir Bradley Wiggins no es cojo a la hora de subir grandes puertos, todavía no le hemos visto una gran pájara desde que es hombre a tener en cuenta para la clasificación general, y en lo que también estaréis de acuerdo es que a día de hoy, Wiggo no tiene rival en la contrarreloj, y nos ha dado por contarlos y el Giro 2013, ese que creemos que puede estar hecho para el inglés tiene, más de 93 kilómetros contra el crono (eso sí, 17 km por equipos y casi 20 en una cronoescalada, pero somos así de ventajistas).

El arma de Wiggins, además de sus piernas, su increíble estilo, y sus horas en el túnel del viento, se desveló la semana pasada, cuando la marca Pinarello mostró su nueva bicicleta de contrarreloj, que, según datos de cyclingnews.com dieron en los test del equipo Sky es un cinco por ciento más ligera y le producirá menos rozaduras con el viento, todavía un 15%más aerodinámica. Nuestro ciclista inglés favorito será el único que la use en la crono por equipos de hoy, pensando claramente en la preparación de la  crono de la octava etapa.

La Pinarello Bolide sustituye a la Graal que tantos éxitos ha ofrecido al Team Sky (foto vía cyclingnews.com)

La Pinarello Bolide sustituye a la Graal que tantos éxitos ha ofrecido al Team Sky (foto vía cyclingnews.com)

El año pasado en el Tour, Wiggo le sacó más de 2 minutos en contrarreloj a cualquiera de sus rivales. Cierto es que estamos pidiendo espectáculo y ahora pintamos la carrera como una lucha en la montaña por reducir el colchón que previamente habrá conseguido el campeón del Tour y medallista de oro en Londres 2012, pero la carrera nos quitará o nos dará la razón.

Lo que está claro es que la presencia de Bradley Wiggins le da caché al Giro, al igual que la del tercer escalón del podio del Tour 2012, Vincenzo Nibali. El Giro quiere ser el mejor, mejor que el Tour y para ello tiene que traer a los mejores, y hoy por hoy el mejor es Sir Bradley Wiggins.

Anuncios