Santambrogio, Majka y el protagonismo de los tapados

Posted on mayo 14, 2013

0


Enrique Delgado Sanz – @Delsanz

Vienen desde atrás y hasta ahora no han hecho mucho ruido. Sus trayectorias en este Giro van de menos a más. Ambos saben que la ronda transalpina se decidirá en la última semana pero los dos han destacado en el primer test serio de alta montaña. Mauro Santambrogio y Rafa Majka culminaron una gran actuación en el Altopiano del Montasio al cruzar la línea de meta a rueda de la maglia rosa, un Nibali que demostró gran poderío y solvencia. Menos mal que no le funcionó el cambio, o eso dice.

santambrogio-vini-fantini-2013

Santambrogio quiere levantar los brazos en Brescia.

Ambiciones distintas, provocadas en gran parte por la edad, impulsan sus pedales kilómetro a kilómetro. Santambrogio es el líder de Vini Fantini –escuadra invitada que está firmando un sobresaliente hasta el momento- y su objetivo no es otro que la victoria final. Demostró gran poderío en el Giro del Trentino, ensayo general para la Corsa Rosa, donde sólo le consiguió batir el Escualo. Por si esto fuera poco, séptimo en Tirreno, donde también compartió cartel con Contador, Joaquim Rodríguez o Froome. San Luis también le vio brillar.

Es su temporada y quiere reivindicarse tras su extraña salida de BMC. Luce galones para hacerlo. Hasta el momento ha llegado a la sombra de Nibali, rueda a seguir entre los favoritos, en todas las etapas, disputándole el sprint por el tercer puesto en el Montasio; un sprint en el que no estuvieron grandes favoritos como Wiggins, Scarponi, Gesink o Samuel. También se defendió a las mil maravillas en la contrarreloj larga de Saltara, especialidad que no es para nada la suya.  Restan muchas etapas de media montaña donde su explosividad y el cierto margen que le dan los casi tres minutos que le lleva el de Astana pueden jugar un papel a su favor.

Queda mucho, tiene piernas y un equipo donde hombres de sobrada calidad y experiencia como Di Luca, Gatto o Garzelli le pueden echar una mano. Mucho cuidado con el lombardo. Persigue un objetivo y las sensaciones están a su favor. ¿Le veremos en Brescia de rosa?

rafal-makja-saxo-tinkoff-2013

Rafal Majka busca ser la revelación ahora que no tiene que tirar de un líder.

De rosa probablemente no, pero de blanco, o bianco, como se dice por tierras italianas, es más factible que luzca otro hombre. Rafal Majka, el jovencísimo valor criado en Saxo Tinkoff a la sombra de Alberto Contador ha aparecido. Se esperaba más de él en las primeras etapas, donde perdió algo de tiempo con los mejores, pero su terreno es la alta montaña y ya ha llegado. Bien defendida la contrarreloj y con día de descanso de por medio, el polaco ya se ha colado entre los diez mejores de la general.

Inyección de confianza la ascensión al Altopiano de Montasio para un joven al que quizá le ha pesado un poco hasta ahora el liderato de una de las formaciones punteras del pelotón. Con sólo 23 primaveras a sus espaldas es algo que se puede perdonar.

Ha corrido poco esta temporada. Utilizó la Volta para quitarle la carbonilla a las piernas y ya en Romandía se pudo medir contra los Valverde, Betancur, Spilak y compañía. Lo estaba haciendo bien, top 20 en la general hasta que tuvo que abandonar en la última etapa, caída que no le ha afectado de momento en el Giro.

Una gran proyección le avala para la misión de enfrentarse con garantías a la montaña más dura del mundo con el objetivo de la maglia blanca entre manos. Con Contador aguantó bien durante toda la Vuelta del pasado curso pero ir de líder y soportar la responsabilidad de no poder fallar es harina de otro costal. Igual que con Santambrogio, en Brescia veremos. Las perspectivas son buenas.

Anuncios