Alternativas para la 19ª etapa del Giro de Italia

Posted on mayo 22, 2013

1


Nacho Barranco Frías@ridebikesbf / Enrique Delgado Sanz@Delsanz

Los caprichos de la meteorología, que se ha guardado un espejismo invernal para la primavera transalpina, han marcado el devenir del Giro de este año. Prácticamente todas las etapas han viajado mano a mano con la lluvia y el frío y una de las etapas reinas de esta edición parece correr serio peligro.

El sábado, en la decimonovena etapa del Giro de Italia, el pelotón debería subir primero el mítico Gavia, para su posterior descenso que les dejaría a las puertas del Stelvio, que también sería de la partida antes de afrontar un durísimo final de etapa en Val Martello. Etapa cinco estrellas que la nieve y el frío pueden obligar a modificar, perdiendo parte del atractivo innato que se le atribuía. No todos los días se pasan dos colosos como el Gavia y el Stelvio, donde se han forjado leyendas de la talla de El Tarangu, Hinault, Chioccioli y que también sufrió nuestro Perico Delgado.

Las previsiones meteorológicas no invitan al optimismo.

Las previsiones meteorológicas no invitan al optimismo.

Desde que se dieron a conocer las fotos del estado en el que se encuentra el Stelvio en estas fechas, con grandes paredes de nieve flanqueando la calzada, se ha empezado a considerar que la eliminación de este puerto de la ruta de la etapa del sábado no sería ninguna sorpresa. Otros años ya se ha subido con unas condiciones similares, aunque es cierto que no con tanto frío. Para encontrar el precedente más cercano tenemos que viajar hasta 1980, cuando Hinault cimentó su triunfo en la general sobre el nevado Stelvio y con la ayuda de Bernaudeau, que hizo las veces de subalterno de lujo.

Las condiciones actuales del Stelvio a la izquierda y el Stelvio con Hinault en 1980 a la derecha.

Las condiciones actuales del Stelvio a la izquierda y el Stelvio con Hinault en 1980 a la derecha.

Previamente la carrera deberá discurrir por el Passo Gavia, otro coloso de más de 2500 metros que queda unido al Stelvio por la localidad de Bormio. Al igual que su puerto gemelo la carretera se encuentra en este momento intransitable debido principalmente a la presencia de nieve en la carretera. Todo ello sumado a la predicción tan desfavorable para el viernes que, de cumplirse y transcurrir la etapa por las lomas de Gavia podrían repetirse las imágenes dantescas de aquel infierno blanco del Giro de Italia en su edición de 1988. en la que todos y cada uno de los ciclistas que la disputaron la consideran la más dura de su carrera.

Las otras opciones

La Milan-San Remo, con extremas condiciones de frío y nieve, obligó a los organizadores, encabezados por Michele Acquarone y su equipo -los mismos que trazan el recorrido del Giro- a parar la carrera y subir a los ciclistas a los autobuses para salvaguardar su integridad física. Seguramente no querrán que esta imagen se repita y por eso ya estarán pensando en alternativas atractivas para la etapa del sábado.

La menos descabellada, más realista y más espectacular sobre el papel, llevaría a los ciclistas hasta el Mortirolo, puerto italiano mítico y que en principio no iba a ser de la partida, pero quién sabe. La durísima ascensión transalpina, sinónimo de sufrimiento y tradición, se encuentra a sólo 56 kilómetros del Passo del Stelvio, por lo que podría ser verosímil incluirlo como un paso intermedio antes del final de la jornada en Val Martello. Resultaría un kilometraje asequible para los ciclistas y la etapa sería, como hemos dicho antes, muy atractiva. De esta manera nos evitaríamos una larga etapa con gran número de puertos que algunos aficionados trasnochados echan de menos en este nuevo ciclismo.

Otra opción que se ha estado contemplando ha sido el cambio de recorrido introduciendo la carrera en Suiza o Austria. Son opciones inviables, principalmente la segunda, por la distancia a cubrir -alrededor de 300 son los kilómetros que separan el Stelvio de la zona montañosa de Austria- por lo que quedan prácticamente descartadas. Por esta razón parece que la opción del Mortirolo podría ser la solución teniendo en cuenta también que en la zona debe haber innumerable cantidad de puertos desconocidos para el aficionado y con los que la organización podría sorprendernos.

tappa_dettagli_tecnici_altimetria_19

Etapa 19 del Giro de Italia sin modificaciones.

Anuncios