Ya no hace falta que regreses más, Danilo

Posted on mayo 24, 2013

0


Di Luca se despide del ciclismo por la puerta de atrás (Foto: sky.it)

Di Luca se despide del ciclismo por la puerta de atrás (Foto: sky.it)

Antonio Álvarez Lovillo-@lovillo99

Postrado en el puesto 26, a 33 minutos y 33 segundos curiosamente de su compatriota Nibali, Di Luca estaba a la espera de las dos jornadas de montaña que le quedaban para ser protagonistas. Lo cierto es que todo el mundo estaba sorprendido del rendimiento de Di Luca en el Vini Fantini. Muy combativo, siempre presente en carrera, le faltaba la guinda con una etapa que buscó en más de una ocasión. Los viejos rockeros nunca mueren se empezaban a proclamar desde diversos sectores ciclistas. Por otro lado, surgían las voces desconfiantes de que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra (o tres). Y es que Danilo Di Luca venía de una sanción de nueves meses de dopaje (en un principio quince pero posteriormente rebajada), por haber utilizado CERA en el Giro 2009. No obstante, ya había competido en 2011 con Katusha y 2012 con el Acqua Sapone, hasta que el 25 de abril debutase esta temporada con el Vini Fantini.

Hasta en tres ocasiones ha sido noticias por temas de dopaje (foto:sportzoo.com)

Hasta en tres ocasiones ha sido noticias por temas de dopaje (foto:sportzoo.com)

Todo parecía normal. Ya había admitido en una entrevista con la Gazzeta que estaba arrepentido: “Te has equivocado, has pagado, y has vuelto. Es simple. Los periódicos y la televisión no te buscan, pero los tifosi que tuviste pueden regresar. Te perdonan la debilidad que ha mostrado por qué no han olvidado las emociones recibidas(…) El dopaje es un momento de debilidad, y voy a parar de hablar de ello porque me hace daño. En el momento en que te cogen es terrible, porque de una manera u otra tienes que hablar de ello con las personas que te rodean: familia, parientes, amigos cercanos“. Estas eran las palabras de Di Luca en pleno Giro de Italia. Lo peor de todo es que nos las creímos.

Di Luca en 2013 aún tiene la mentalidad del viejo ciclismo. Aquel que parece que solo tiene la cabida del camino rápido para ganar. Tiene o tenía, porque ya somos conscientes de que este no es el camino. Su positivo cierra un ciclo de un corredor que desgraciadamente se lleva en su palmarés un Giro de Italia, Lieja, Amstel Gold Race, Flecha Valona, Vuelta al País Vasco y Giro de Lombardía. Un gran corredor que será recordado por sus problemas extradeportivos. ¿De verdad vale la pena Danilo pasar a la historia por eso? ¿Qué necesidas tenías a tus 37 años? Ya no lo puedes achacar a la presión así que, esta vez más que nunca, has supuesto una decepción para los muchos que aún creían en tí y para los jóvenes que te tomaban (si aún los había) como referente.

Por suerte, Di Luca no ha ganado etapa en este Giro. Por suerte no llegará a Brescia. Italia no tiene que ver manchado con personajes de este tipo. Más en una fiesta a priori para su nación, con la consagración de Nibali como el gran hombre de este Giro. Un Giro que lo recordaremos como la enésima oportunidad perdida para un ciclista. Es ahora cuando surgen los debates de las segundas oportunidades y sobretodo, los castigos que se imponen a los corredores. Di Luca ha abusado de la confianza que ha puesto el ciclismo en él, y especialmente el Vini Fantini, cuyo gran Giro se verá manchado por este escándalo. Lo peor, es que él aparecerá en los libros de historia del ciclismo con un gran corredor. Lo más malo aún, que el rastro perjudica a los que están ahora y a su equipo. Por personas como esta, el ciclismo es noticia y por desgracia, no lo es por las épicas jornadas que nos deparan corredores limpios y cuyo único doping se llama esfuerzo.

Anuncios