Michal Kwiatkowski: el vueltómano sorpresa de Omega y temido por Cavendish

Posted on junio 6, 2013

4


Cavendish y Kwiatkowski en la reciente Tirreno Adriático (Foto: cyclingnews.com)

Cavendish y Kwiatkowski en la reciente Tirreno Adriático (Foto: cyclingnews.com)

Antonio Álvarez Lovillo-@lovillo99

Omega Pharma-Quick Step está cuajando un año excepcional. Los resultados lo avalan, con un total de 30 victorías y en pruebas como París-Niza, Tirreno Adriático, la Volta a Catalunya, el Tour de Romandía o el reciente Critérium du Dauphiné. Muchas de ellas han venido de la mano de Mark Cavendish. Nada más y nada menos que doce. Casi cerca del cincuenta por ciento. Martin también cuenta con unas cuantas y Meersman ayuda. No obstante, hay un hombre silencioso que cuaja grandes actuaciones aunque no ha logrado rematar. Ese es Michal Kwiatkowski, qué cada vez es más conocido en el mundo ciclista. Tanto como la dificultad de escribir bien a la primera su apellido. Para conocer más a fondo sobre esta sabia nueva polaca, Dorsal 51 lo describió hace unos meses, tras una gran labor en Tirreno. Recién cumplido 23 años (a principios de Junio), ya hay muchos que lo perfilan como un vueltómano en potencia, algo que no le agradará mucho a Mark Cavendish. Por ello, vamos a hablar de este bendito conflicto que se puede plantear en el conjunto belga.

Ambos mantienen una buena relación y el polaco ha trabajado para Cavendish en repetidas ocasiones este año. (foto: inthegc.com)

Ambos mantienen una buena relación y el polaco ha trabajado para Cavendish en repetidas ocasiones este año. (foto: inthegc.com)

Hace más o menos un año, todo el mundo en Sky estaba confiado en el Tour de Wiggins. En esa lista de nueve corredores, también estaba Mark Cavendish. El mejor sprinter del momento en el posiblente el equipo más fuerte. No podía ser de otro modo. Además de que ambos son británicos. Las dudas estaban en como se las iba a arreglar el hombre de la Isla de Mán para las llegadas masivas, ya que los gregarios estarían al servicio del Sir. El resultado final fue el esperado. Wiggins con el Tour y Cavendish incluso trabajando para él. Algo que no le impidió ganar tres etapas, pero las sensaciones con el equipo no eran las idóneas. Por ello, Cavendish se marchó del Sky y recaló en el Omega Pharma-Quick Step, un equipo donde se trabajaría para él y las llegadas masivas y que aún estando Boonen, sus temporadas no se solaparían.

La apuesta le ha salido bastante bien. Ya hemos hablado de su protagonismo en el casillero de victorías, pero Omega se ha encontrado con un pequeño problema que más le hubiera gustado saberlo hace unos meses. El causante se llama Michal Kwiatkowski, tiene 23 años y podemos estar frente al vueltómano que tantos años ha perseguido Patrick Lefévère. Varios casos fallidos han hecho casi dejar ese intento: Devolder, que pasó de ser un corredor de clásicas del norte a un reconvertido ciclista de generales, pero que siempre le faltaba un poco;Seeldrayers, otro que prometía mucho tras su aparició en el Giro, pero que también quedó por el camino; a ellos se le tiene que unir Peter Velits, uno que no acaba de despegar y también Martin, que el hecho de ser el mejor (con permiso de Cancellara) contrarrelojista del mundo le limita en la montaña.

Habrá que estar atento a la evolución de Michal Kwiatkowski

Habrá que estar atento a la evolución de Michal Kwiatkowski

Todo ello se ha intentado paliar con fichajes, que bien no han salido. Un caso es el de Valverde que se rumoreó con su incorporación tras su sanción. Uno que sí se hizo fue Leipheimer, pero que pasó con más pena que gloria, al igual que Cataldo. Por ello, Omega prefirió centrarse en lo suyo, que son las clásicas, y donde es uno de los conjuntos punteros. Con esta idea vino Cavendish, pero es que ha emergido Kwiatkowski, con un cuarto puesto en Tirreno 2013, segundo en Algarve, cuarto en Amstel y quinto en Flecha, más una decente actuación actualmente en Dauphiné. No pensamos que los esquemas cambien, porque el polaco tiene que demostrar que en el futuro puede asumir la capitanía en una gran vuelta, pero sí es un inconveniente para el británico, ya que sí se tiene un talento así en el equipo no se puede desaprovechar.

Porque no nos engañemos y pensemos que Lefévère no tendrá una espina clavada con el tema del vueltómano. Ahora con Michal en el equipo, lo mimarán como el que más y el próximo Tour tendrá libertad total para hacer un buen papel en la general. Ojo que como le salga una buena clasificación general, en 2014 puede haber lio en el Omega. Estos son unos benditos problemas. Pero también lo tenía Sky y al final hay que acabar eligiendo a uno. Mientras, Cavendish responde como mejor sabe, con victorias. A Kwiatkowski aún le falta reafirmarse, pero yo sé de uno que preferirá que esto no suceda. Es la ley de Murphy, siempre ocurren cosas como estas cuando menos lo desea.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera