Idilio entre Dauphiné y Tour. Dos hermanos bien avenidos

Posted on junio 13, 2013

0


Bradley Wiggins dominó en Francia.

Bradley Wiggins dominó en Francia.

José Arturo Castro

Ha concluido Dauphiné. En juego solo queda la Vuelta de Suiza antes de la gran cita de la temporada: “el Tour de Francia”. Tanto el critérium francés como la ronda helvética han servido y sirven para afinar la forma de cara a la “Grande Boucle”. El idilio que mantienen las dos carreras galas es notable, no solo en el ámbito organizativo sino en el apartado deportivo. Hay un dato revelador que corrobora está magnifica relación: ocho vencedores en Dauphiné repitieron unos días después en el Tour, el último Bradley Wiggins el año pasado. Por su parte tan solo un vencedor en Suiza se enfundó el definitivo maillot amarillo del Tour en el Velódromo de Vincennes cerca de París, fue el gran Eddy Merckx allá por el año 1974.

Si nos centramos en lo que ha pasado más recientemente, desde el año pasado al 2006 (antes prefiero obviar) cinco vencedores del Tour habían participado en su hermano pequeño y generalmente con actuaciones destacadas. Tan solo en el año 2006 el vencedor de Tour: Oscar Pereiro no había incluido ninguna de las dos carreras en su preparación. En el año 2010 Andy Schleck fue proclamado vencedor de la gran ronda francesa tras la descalificación de Alberto Contador. El luxemburges había estado en Suiza donde acabó 14º. Se da la circunstancia que Contador acabo aquel año segundo en el Dauphiné por detrás de Janez Brajkovic.

En el 2007 Alberto Contador inauguraba su palmarés en el Tour. Antes había terminado 6º en “el pequeño Tour”. El australiano Cadel Evans fue segundo en ambas pruebas.

Carlos Sastre ganaba el Tour del 2008 ante sorpresa de todos. Antes corrió Dauphiné quedando en el puesto 20. Evans volvía a

El tour también esconde sorpresas.

El Tour también esconde sorpresas.

quedarse a las puertas en las dos.

En el 2009 Contador repetía victoria en el Tour tras haber ocupado el tercer puesto del cajón en Dauphine.

Cadel Evans, en el año 2011,  tras volver a ser segundo en Dauphiné se mostró el más fuerte en Tour, obteniendo su única victoria hasta el momento en la grande gala.

Por último, el año pasado, Bradley Wiggins se imponía en las dos carreras.

Además al margen de estos datos, puramente estadísticos, se observa que quien va bien en el denominado “pequeño Tour” luego rueda bien en su hermano mayor. Algunos incluso llegan pasados al Tour y la última semana se les hace interminable. Este año de nuevo gran parte de los favoritos, entre ellos los nombres que más suenan en las quinielas: Froome y Contador, han apostado por la carrera organizada por ASO en detrimento de la ronda Suiza. Veremos a ver que pasa en el Tour. La solución el 21 de Julio.

Anuncios