La pista relanza a Orica al podium en Niza

Posted on julio 2, 2013

0


El Orica ha conseguido la victoria en la CRE por equipos del Tour 2013 (foto: wielerzone.com)

El Orica ha conseguido la victoria en la CRE por equipos del Tour 2013 (foto: wielerzone.com)

Antonio Álvarez Lovillo-@lovillo99

El Factor Orica del que hablamos en el Giro no cuajó excesivamente por tierras transalpinas. Pero en tan solo unos días de Tour de Francia, este ha hecho aparición. Y es que el equipo de Neil Stephen siempre es protagonista en las carreras. Con corredores orientados a casi todos los terrenos, especialmente combativos, sprinters y contrarrelojistas, el primer gran conjunto australiano está haciendo de las suyas en Francia. Desde bloquear la meta con un autobús generando el caos, hasta sorprendiendo a diestro y siniestro en la contrarrreloj por equipos en Niza, donde se impuso al actual equipo campeón del mundo contra el crono, como era el Omega Pharma Quick Step.

Puede ser una sorpresa este triunfo, pero lo cierto es la gran cantidad de buenos croners con el que cuenta la escuadra oceánica. Muchos de ellos, proceden de la pista y están consagrados con diversos campeonatos del mundo. Aquí está una de las razones por las que Orica ha brillado en Niza y es que, de los nueve ciclistas, hasta tres han pasado por la pista. Si tenemos en cuenta que Albasini, Impey y Tuft son foráneos, la cantidad es considerable. Estos son Stuart O’Grady, Brett Lancaster y Cameron Meyer. En el total del equipo, el número se eleva hasta los siete ciclistas: Michael Hepburn, Sam Bewley, Leigh Howard y Travis Meyer.

La pista es uno de los secretos de Orica para las contrarrelojs

La pista es uno de los secretos de Orica para las contrarrelojs

De los que están en el Tour, O’Grady ha sido medallista Olímpico en Barcelona 92, Atlanta 96 y Atenas 2004, en disciplinas diferentes como pueden ser la persecución por equipos, la carrera por puntos y el madison. Destaca también una medalla de Oro en Bogotá en 1995 en el campeonato del mundo de persecución por equipos. Lancaster brilló en juvenil en la pista y cuando pasó a profesional lo reiteró con dos campeonatos mundiales por equipos más otro olímpico, casi siempre con Luke Roberts y Graeme Brown entre ellos. Meyer por su parte es un especialista en pista: tres veces campeón del mundo junior en 2006, en persecución por equipos e individual y en americana. Tres años más tarde se convierte en campeón del mundo en la carrera a los puntos. En 2010 conserva su título en Copenhague. Su hermano Travis Meyer, también ciclista y compañero en el Orica también ha brillado en la pista y ha sido dos veces campeón del mundo junior en 2006, en persecución por equipos y en la modalidad americana, y después otras tres veces en 2007, en persecución individual, por equipos y en scratch.

Otro coequipier como es Hepburn brilla actualmente en la modalidad de persecución, tanto individual como en equipo y este 2013 ya se ha nombrado campeón del mundo. Todo ello tiene presencia en ese Factor Orica que ha brillado en Niza en el Giro. No nos deberíamos extrañar el éxito de la crono por equipos. Lo raro es que en el Giro no brillasen.

Anuncios