Zdenek Stybar ¿una de las posibles revelaciones de La Vuelta?

Posted on agosto 21, 2013

0


Pedro Ceinós Alonso

Stybar con el maillot de campeón del mundo de ciclocross (foto:cxmagazine.com)

Stybar con el maillot de campeón del mundo de ciclocross (foto:cxmagazine.com)

El de Zdenek Stybar es un caso de esos que llaman la atención. Doble campeón del mundo en la disciplina de ciclocross en 2010 y 2011, circuito en el que ha sido una de las principales referencias, el checo decidió dar un cambio en su carrera profesional orientándola a la ruta en 2012, pasando así, de ser una estrella del ciclocross a un ciclista que trata de hacerse un hueco en el pelotón.

Stybar ha triunfado recientemente en el Eneco Tour (foto:hbcl.com)

Stybar ha triunfado recientemente en el Eneco Tour (foto:hbcl.com)

Reciente vencedor del ENECO Tour, no son pocos los que ven en él cualidades más que suficientes para destacar en la ruta. Su director en Omega Pharma, Patrick Lefevere, ha dicho que es un corredor que en el futuro “podrá ganar Clásicas. Lo que ha sucedido en el ENECO Tour es una extensión de lo que hemos visto dentro del equipo durante sus dos últimas temporadas”.  Para el director belga, “Stybar puede ser uno de los hombres de las clásicas de primavera. También podría convertirse en un ganador de carreras pequeñas porque es muy profesional y tiene una voluntad inquebrantable. Tácticamente no tiene mucho que mejorar y, además, es muy explosivo”. No es sólo su director quien confía ciegamente en el checo, conocido como  Stiby en el mundillo. Uno de sus principales rivales en el ciclocross, el recordman Sven Nys, muestra una opinión muy similar a Lefevere: “Zdenek tiene, probablemente, inexperiencia en el mundo profesional en ruta, pero puede superar sus límites como ningún otro. Es probable que Lars Boom (otro corredor reconvertido a la ruta) tenga un mayor talento natural para la carretera, pero veo a Stybar por encima del holandés porque es un auténtico maniático en su profesión”. De entre los grandes cracks del ciclocross, el belga ve a muy pocos con posibilidades para triunfar en el ciclismo, ya que para ello hay que tener ”además de un excelente motor unas buenas condiciones. En mi opinión, actualmente solo hay tres “ciclocrosistas” capaces de hacer eso: Boom, Stybar y Niels Albert”.

Stybar dio el salto a la carretera del mundo del ciclocross (foto:pavepavepave.com)

Stybar dio el salto a la carretera del mundo del ciclocross (foto:pavepavepave.com)

Este joven de 26 años nacido en Planá (República Checa) y que no terminaba de creer que hubiese vencido la clasificación general en el Benelux (“¿Podéis despertarme mañana a las 8:00 de la mañana de este maravilloso sueño? Entonces, tal vez me lo crea” publicó en un tweet de su cuenta), acudirá por segunda vez a la Vuelta a España, después de que pasase desapercibido hace un año, con la intención de seguir creciendo profesionalmente en un año, 2013, que sólo se puede calificar como positivo, a pesar de la mala suerte. Su primera aparición estelar del ejercicio tuvo lugar en uno de los escenarios más emblemáticos del ciclismo mundial: la París-Roubaix. En el infierno del norte, el infortunio y la mala suerte se cebaron con él en forma de tropiezo con un fotógrafo, lo que le dejó fuera de la lucha por la victoria frente a Fabian Cancellara y Seep Vanmarcke. Su actuación, sin embargo, no pasó desapercibida para los aficionados, y su sexta plaza en la prueba más dura le sirvió para recibir elogios desde todas partes. Posteriormente, las molestias que sufría en la rodilla derecha le obligarían a poner pie a tierra y pasar por el quirófano, por lo que Stybar tuvo que tomarse un periodo de reflexión en plena temporada. El propio protagonista explicaba la situación de la manera más sencilla posible: “el equipo y yo hemos decidido realizar esta operación para solucionar el problema que afecta a mí rodilla desde las Clásicas de Primavera. Traté de tomarme un periodo de descanso después de las Clásicas, pero las molestias no desaparecieron por sí mismas. Es por eso por lo que, junto al staff médico del equipo, decidimos que debería someterme a la operación. Es una pena, pero es necesario. Ahora me tomaré mi tiempo para recuperarme y después reajustaré con el equipo mi calendario”.

Su regreso a la competición se produjo en el Tour de Polonia, donde un año antes había vencido una etapa, pero que éste le sirvió para volver a coger el ritmo de competición. Después ha llegado su explosión en el ENECO Tour, donde Stybar se ha destapado como outsider para carreras pequeñas, y donde se ha visto la versión más agresiva de éste ex–campeón del mundo de ciclocross. Su regularidad en las carreteras del centro de Europa con dos triunfos parciales, otra segunda plaza y la victoria en la clasificación general, le han dotado de la confianza necesaria para afrontar con garantías La Vuelta y, sobre todo, parece haberle convencido de que su futuro está en la carretera. Al menos, así lo piensa su director, para quien “después de su victoria en el ENECO Tour, creo que definitivamente ha cerrado su ciclo en el ciclocross, salvo algunas carreras en fechas de Año Nuevo”.

Foto: cyclephotos.com

Foto: cyclephotos.com

Sea lo que sea lo que elija en su futuro, lo cierto es que Stybar tiene en La Vuelta una oportunidad de oro para darse a conocer al gran público ciclista. Se habla de él como un ciclista de grandes cualidades y es indudable que llega en un excelente estado de forma, aunque lógicamente las posiciones de privilegio en la clasificación general de una gran vuelta quedan demasiado lejos de sus aspiraciones. En las carreteras españolas, sin embargo, encontrará multitud de oportunidades, en forma de etapas rompepiernas, donde dar rienda suelta a sus características para poder brillar y convertirse en una de las revelaciones de una carrera que, año tras año, descubre nuevos valores que después han encontrado su hueco en el pelotón y que, en algunos casos, han terminado en el primer plano mundial. ¿Será este año Stybar una de esas revelaciones?

Anuncios