La constancia unida al saber. Leopold König

Posted on agosto 27, 2013

0


La victoria en California, su carta de presentación (Foto: theguardian.com)

La victoria en California, su carta de presentación (Foto: theguardian.com)

Diego de Arístegui Bengoechea – @onlydieks

Uno de los primeros escenarios en los que se pudo ver en liza a nuestro protagonista fueron los Campeonatos del Mundo de Verona en 2004. Mientras muchos disfrutábamos con la hazaña cosechada por Óscar Freire, en la categoría junior se imponía uno de los corredores de referencia dentro del pelotón internacional a día de hoy, Roman Kreuziger. En el podiúm de este Mundial, Kreuziger estuvo flanqueado por un compatriota suyo, que había concluido en tercera posición, y que al igual que él trata de hacerse un nombre dentro de este caprichoso deporte.

No podemos decir que estén al mismo nivel, ya que Roman es un ciclista sobrado de cualidades, pero nuestro hombre de hoy puede que haya encontrado el camino para tratar de reducir esta distancia. Y todo ello gracias a un saber particular, pero a la vez ejemplar. El saber de la constancia. Una virtud que puede ser su mejor aliada para destacar dentro de esta disciplina. Su nombre es Leopold König.

Comenzó su andadura en el ciclismo militando en las filas del equipo checo PSK Whirpool (ahora conocido como Bauknecht- Author), conjunto que actualmente dispone de la licencia Continental, y que ha podido contar en sus filas con ciclistas sobradamente reconocidos como Danilo Hondo o Patrik Sinkewitz. Mientras estos hombres decidían cambiar de aires prontamente para recalar en equipos con mayor acceso a las grandes competiciones, König optó por seguir defendiendo los colores hasta la temporada 2010, haciendo un ejercicio de la ya mencionada constancia.

König (derecha), en su etapa en el PSK Whirpool

König (derecha), en su etapa en el PSK Whirpool

 

Aunque no obtuvo recompensas notorias durante toda esta trayectoria en el equipo de su país (2006-2010), su saber esperar le llevó a inaugurar su palmarés con victorias en el Tour de Bulgaria y en el Tour de la República Checa, algo que para un corredor de este equipo suponía unos logros brillantes.  Tras explotar en este su último año en las filas del PSK, decidió emprender su nueva aventura hacia un equipo de rango superior, el Team NetApp.

A pesar de que en su primera temporada logró la medalla de plata en los Campeonatos de República Checa en Ruta, sus triunfos se produjeron a cuentagotas. Sin embargo, König siguió fiel a sus dotes como ciclista, y a las buenas maneras del equipo al que representaba, plantándonos en 2013 con la que podíamos llamar su segunda gran campaña como profesional. Todo esto provocado por la que es, sin ninguna duda, su victoria más importante, la cosechada esta temporada en la etapa reina del Tour de California, con la ascensión al Monte Diablo.

Aquí nuestro constante ciclista se reafirmó como gran corredor venciendo, entre otros, al ganador de esta carrera, Tejay Van Garderen (BMC), al igual que otros corredores como Mathias Frank (BMC), Cameron Meyer (OGE) o Michael Rogers (TST). En esta cima iba a ser donde König diese otro paso de gigante para consagrarse dentro de la élite mundial, y de paso, ser más tenido en cuenta por sus rivales. Esto último ocurrió en la segunda etapa de la actual Vuelta a España, donde su ataque a punto estuvo de romper la carrera, dejando patente que se trata de un ciclista que va a dar mucho que hablar.

Sin ruido y sin sorprender. Simplemente manteniéndose en la confianza en sí mismo. Ser constante en esta creencia es lo que ha llevado a este corredor de 27 años a postularse como un posible candidato a ganador de etapa en alguna gran vuelta. Lo hizo en California, y seguro que el sabe que es capaz de hacerlo en un escenario con más renombre. Cuando haces de la constancia un saber de éxito, todo puede suceder. Y sucederá.

Anuncios