La madurez de Nicolas Roche

Posted on agosto 27, 2013

0


Roche tiene piernas para cuajar su mejor vuelta grande.

Roche tiene piernas para cuajar su mejor vuelta grande.

Enrique Delgado Sanz@Delsanz

Tras dos años discretos, alejado de las expectativas que muchos depositaron sobre él y en los que no consiguió entrar en el top ten de Tour y Vuelta, Nicolas Roche ha regresado al primer nivel del ciclismo mundial. Las quinielas previas a la Vuelta señalaron a Majka y Kreuziger como espadas principales de Saxo para la ronda española, lo que no sabían los entendidos era el excelente tono físico que guardaba en sus piernas el irlandés.

Tras un año de mucho trabajo oscuro, en el Tour prestó su esfuerzo a las opciones de Contador en la general, parece que ha llegado el momento en el que podrá brillar. Kreuziger no hará la general –a menos que se le ponga muy de cara- por lo que Majka y Roche serán los hombres fuertes de la formación danesa para la Vuelta. El irlandés, como ya ha confirmado en las entrevistas pos

Contador monopolizó a Saxo en el Tour.

Contador monopolizó a Saxo en el Tour.

teriores a su victoria en la segunda etapa, va a disfrutar de la libertad que le ha faltado en lo que va de año en los grandes escenarios. Seguramente tendrá que apoyar a Majka cuando la carrera se ponga complicada pero tras su paso salida de Ag2r, podrá volver a disfrutar de la responsabilidad sobre sus hombros.

En el Tour no dejó buenas sensaciones en el terreno montañoso, debido en parte a los esfuerzos que realizó protegiendo a sus líderes en las jornadas de viento, pero en las primeras jornadas de la Vuelta ha cumplido y con creces, siempre con los mejores. Hombre potente, sólido contra el crono y con maneras suficientes cuesta arriba.

En Suiza lo hizo bien, 15º en la general de una vuelta en la que ayudó a Kreuziger, en plena preparación para el Tour. 16º en París-Niza, por donde pasó sin grandes alardes, quiere recordar a ese Roche del año 2009, cuando destacó y se dio a conocer para consolidarse en 2010, donde recogió el sobresaliente en la Volta a Catalunya, con un 5º puesto y buenas sensaciones, culminado con la 7ª posición en una Vuelta que le consagró en la élite. Curiosamente esa Vuelta la ganó Nibali, también máximo favorito para esta edición.

Siempre más presionado por prensa y expertos que muchos otros –es el precio que hay que pagar por vestir un apellido ilustre- no ha terminado de romper a lo largo de su carrera, pero en una Vuelta que tras cuatro jornadas parece bastante abierta para la clase media -es decir, cualquiera más allá de Nibali, Purito y Valverde- tiene una gran oportunidad entre manos.

Anuncios