Un país a tus pies. Aleksey Lutsenko

Posted on septiembre 19, 2013

0


Lutsenko compartió el podio en 2012 con Coquard (Francia) y Van Asbroeck (Bélgica) (Foto: anfiand.bligoo.com)

Lutsenko compartió el podio en 2012 con Coquard (Francia) y Van Asbroeck (Bélgica) (Foto: anfiand.bligoo.com)

Diego de Arístegui Bengoechea – @onlydieks

Hasta el momento no ha tenido la presión que rodea siempre a un corredor importante cuando se acercan citas importantes en su calendario. No se ha mostrado todo lo que su calidad tal vez merezca, pero ese escenario está muy próximo, y es uno de los escaparates con más renombre del pelotón mundial. El Mundial de Ruta. Todavía es joven, pero tiene a todo un país que ha vivido triunfos gloriosos en este deporte, y ahora él es la esperanza de todos esos aficionados. Es kazajo, corre en Astana, por si había alguna duda y se llama Aleksey Lutsenko.

Nació en una ciudad que bien podría ser el nombre de una compañera petrolífera, Petropavl, y desde siempre ha permanecido fiel al ciclismo de su país, Kazajistán. Ahí el equipo con más proyección, y también el que más oportunidades puede proporcionar a los corredores del país asiático que tratan de labrarse un nombre en la élite del ciclismo, el Astaná. Son un ejemplo de hacer las cosas bien, y fruto de ello son los muchos talentos que han salido. Ejemplos nos sobran, aunque el más representativo es Vinokurov, campeón del mundo, y uno de los puntales del pelotón mundial en los últimos años. La ilusión de Kazajistán parece haber regresado con Lutsenko, que aspira a, por lo menos, dar las mismas alegrías que dio Vinokurov en sus mejores años. De ahí la responsabilidad que puede tener este joven corredor de 21 años.

Una presión que le llevó a ganar el Campeonato del Mundo en Ruta en el año 2012 en la categoría sub23. Algo que quizás le dé más crédito al bueno de Aleksey. Si a eso le unimos victorias en el Tour del Porvenir, Giro del Valle de Aosta o el Tour de Bulgaria, estamos ante un corredor al que las carreras de un día le gustan y mucho. Otra de las cartas que podría jugar es el hecho de que los favoritos no le tengan mucho en cuenta, ya que no entra dentro de las quinielas de los más estudiosos de la materia. Eso le da un margen para intentar atacar y romper la carrera, y que los combinados más potentes estén más pendientes de sus rivales más directos, que de intentar coger a este bravo corredor.

Bien es cierto que no ha tenido la mejor de las temporadas en este 2013, año en el que algunos dicen que tendría que haber confirmado el talento que atesora con una gran victoria, no le tiene que restar créditos para ser uno de los hombres fuertes de su selección junto a Grivko o Iglinsky. Además, también es una de las alternativas serias por parte del país kazajo para la prueba de contrarreloj, por lo que se puede decir que todos los ojos de su país, y los del pelotón mundial interesados en la evolución de este ciclismo, tendrán sus ojos puestos en él. Seguro que no decepciona.

Anuncios