Hushovd como los niños, los deberes para el final

Posted on octubre 11, 2013

0


Thor Hushovd, se le echará de menos cuando se retire.

Thor Hushovd, se le echará de menos cuando se retire.

Enrique Delgado Sanz – @Delsanz

“Estudia y haz los deberes que luego te va a pillar el toro, hombre”: frase típica en todos los hogares españoles, pronunciada por una preocupada madre y que más de uno hemos tenido que sufrir en nuestras carnes de niños. Lo mismo parece haber sucedido este año en el seno de la familia Hushovd donde la madre, percatándose de que su hijo, Thor, no llevaba trofeos a casa a principio de temporada, le instó a ponerse las pilas. El hijo, algo perezoso, pero de estos estudiantes de matrícula, prefirió guardarse las fuerzas y aplicarse en la segunda parte de la temporada.

Las victorias se hicieron esperar –omitiendo el espejismo de principios de temporada en el Tour du Var- hasta los campeonatos nacionales de Noruega, donde Hushovd revalidó entorchado en la carrera de ruta. Otro año más con el maillot nacional por el mundo. A partir de ahí se abrió la veda: cinco victorias de etapa y una clasificación general.

El de BMC, un seguro en las filas del equipo en el que esté y por el que los años parecen pasar más lentamente que con el resto, fue visitado por sus musas a finales de junio –con cuatro meses de competición en las piernas- y no se han ido desde entonces. Hoy se ha adjudicado la victoria inicial en el Tour of Beijing; fue profeta en su tierra ganando la clasificación general, la de los puntos y dos etapas en la Artic Race de Noruega; en Polonia también subió a brindar con champán en dos etapas y en Austria, antes de abandonar en el ocaso de la carrera, también triunfó.

Para muchos podrían ser victorias de segundo nivel, lejos de sus grandes tardes de gloria en el Tour pero seamos realistas, 35 primaveras noruegas a sus espaldas, 16 años en la élite y el placer de haber sido el portador del arcoíris en 2010, su mejor momento como profesional. Thor Hushovd, como un niño a la hora de ‘hacer los deberes’ pero sobresalientemente maduro a la hora de adaptarse a las nuevas circunstancias en los últimos años de su carrera y aún así seguir ganando. Mientras tanto, y de fondo, se escucha a su madre: “Thor, ya puedes salir a jugar”. Los deberes están hechos.

Anuncios