Antón y Nieve llevan el naranja a lo más alto del Giro 2011

Posted on octubre 15, 2013

0


Antón coronando el Zoncolan (foto:elmundo.com)

Antón coronando el Zoncolan (foto:elmundo.com)

Antonio Álvarez Lovillo-@lovillo99

El Giro 2011 tenía uno de los mejores carteles de los últimos tiempos. Contador, Nibali, Scarponi, Kreuziger, Purito, Menchov… e Igor Antón. El ciclista del equipo naranja llegaba a la ronda italiana con la incógnita de si hubiera podido ganar la Vuelta del año 2010, cuando su forma y su nivel eran de lo mejor que se le había visto. Una caída le lastró esa posibilidad. Así, se presentaba en el Giro con grandes avales. En cuánto la montaña picó para arriba, los escaladores naranjas empezaron a aflorecer.

En el Etna apenas cedió tiempo Antón y en la montaña austriaca de Grossglockner más de lo mismo. Es decir, estaba con los mejores. Además, se le unía a Antón el sorprendente nivel de un chaval llamado Nieve, cuyo excelente trabajo en la montaña sobresalía por encima del de los demás compañeros  del Euskaltel. El Zoncolan, o mejor dicho, la etapa alterada del Zoncolan hizo ver al mejor Antón. Al suprimirse el Monte Crostis, las incógnitas estaban en ver como era la etapa.

Lo que sí se mantenía intacto era el Zoncolan y allí, a falta de siete kilómetros Antón mostraba su mejor pedaleo con un ataque que le llevaría a la cima. Increible el corredor de 28 años y que además se convertía en candidato al podium. Tan solo una etapa después, una de las mejores semanas sin duda del equipo de la compañía de teléfonos volvería a sonreir en otra gran montaña.

Nieve logró al día siguiente de Antón otra impresionante victoria para Euskaltel (foto:esciclismo.es)

Nieve logró al día siguiente de Antón otra impresionante victoria para Euskaltel (foto:esciclismo.es)

De ese día, mítico dónde los haya, se escribió un reportaje profundo en Dorsal 51, pero en resumidas cuentas es cómo sobrevivió a una larga escapada, al empuje de un todopoderoso Contador, a la incertidumbre de saber si tus fuerzas aguantan en la agonía de la montaña, en ver cómo te dicen desde el coche que regules cuando a 20 km de meta el hombre de delante se marcha con varios minutos… Todas esas sensaciones Nieve las tuvo que experimentar antes de coronar Gardeccia/Val di Fassa, una de las etapas más duras que se recuerdan del panorama ciclista y que redondeó las vitrinas de Euskaltel.

Son sin ninguna duda, las dos jornadas más históricas que ha vivido Euskaltel en el Giro y personalmente, mi momento más destacado, que he podido observar de un equipo mítico. Euskaltel hizo cambiar el rosa de esa carrera por el naranja. Un naranja recordado para la historia.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera