El abecedario de Euskaltel-Euskadi

Posted on octubre 18, 2013

4


139308-620-282

Nacho Barranco Frías – @ridebikesbf

A de Igor Antón – La gran promesa en los últimos años del equipo vasco. No ha llegado a confirmar todo lo que apuntaba. Caídas y lesiones han lastrado una carrera que debía haber sido fantástica. Ahora parece que irá a Omega Pharma-Quick Step.

B de Bilbao – La Vuelta a España regresaba a Euskadi. La primera etapa finalizaba en Bilbao e Igor Antón -sí, el de antes- tenía la etapa marcada en rojo. La imagen del de Galdakao levantando los brazos en la meta y las lagrimas de Miguel Madariaga en el coche del equipo hicieron de ese día uno de los más memorables de la historia de Euskaltel.

C de Peña Cabarga – Tercera letra y seguimos con Igor Antón. Líder en aquella Vuelta a España 2010, el de Euskaltel era gran favorito a llevarse su primera grande. Pero una fatídica caída camino de Peña Cabarga le enviaba a casa junto a Egoi Martínez. Nunca volvió a ser el mismo.

D de Devoción – La que sienten los aficionados naranjas.

E de extranjeros – La ausencia de estos ha marcado la trayectoria del equipo vasco. No ha sido hasta esta temporada cuando el equipo -ya desvinculado de la Fundación- ha fichado a corredores no formados en Euskadi. Perdieron filosofía en busca de un futuro y al final ni una cosa ni la otra.

F de Fernando Alonso – El que podía haber sido el salvador del bloque Euskaltel-Euskadi. Finalmente no llegaron a un acuerdo pero el asturiano tiene la licencia comprada. Para 2015 tendremos nuevo equipo. Esperemos.

G de Rufino Murguía (la contiene) – Masajista y asistente del equipo, falleció trágicamente este año mientras conducía un autobús del equipo cuando se dirigía al Campeonato de España que iba a celebrarse en Bembibre. Descanse en paz.

H de hermanos Izagirre – Los grandes revulsivos del equipo vasco en los últimos años. Gorka y Ion. Ion y Gorka. Cuatro piernas con mucha calidad. Con la desaparición del equipo ambos corredores ponen rumbo a Movistar Team. Futuro.

I de Iban Mayo – Esta letra, la “I”, es algo personal. ¿Quién no recuerda la victoria de Iban Mayo en Alpe d’Huez? Probablemente el mejor momento de la historia del equipo. Ganar en el Tour y además hacerlo en la cima más mítica de la carrera. Poco más se puede pedir.

J de Juegos Olímpicos – Allí donde un corredor de Euskaltel-Euskadi llamado Samuel Sánchez lloró como un niño después de conseguir una medalla a la que aspira todo deportista.

K de Koldo Fernández de Larrea – Quizá el único sprinter puro que ha pasado por el equipo. Un tipo de ciclista que no ha frecuentado mucho el color naranja. Este año Juanjo Lobato ha cogido su relevo.

1012220_550276031674302_70360761_nL de Luz Ardiden – La cima de Euskaltel. Allí cosecharon dos de sus victorias más míticas. Primero fue Roberto Laiseka en 2001 el que estrenaba el palmarés vasco en el Tour y, 11 años después era Samuel Sánchez quien se estrenaba en el Tour, sellando además su maillot de la montaña.

M de Miguel Madariaga – Alma mater de un equipo que ha cambiado la historia del ciclismo español. Lo que ha conseguido el bloque de Euskaltel-Euskadi se debe, en gran medida, al trabajo de la Fundación Euskadi, comandada por Madariaga. Sus lagrimas en la meta de Bilbao son el mejor ejemplo de la pasión con la que vivía “su” equipo.

N de Mikel Nieve – Descubrimos tarde a este navarro de Leitza. Sus victorias en Cotobello (La Vuelta 2010) y, sobre todo, el monte Zoncolan (Giro de Italia 2011) son de las más espectaculares que los aficionados hayamos podido ver. De la segunda hablaremos más adelante.

Ñ de años (la contiene) – Los 19 que el equipo vasco, en todas sus denominaciones, ha formado parte del ciclismo profesional. Sólo Lotto (27 años) superaba a Euskadi en años patrocinando equipos ciclistas, y lo que te rondaré morena.

O de Orbea – La marca de bicicletas que ha ligado su historia a la del equipo naranja. Siempre juntos.

P de Petronor – Fue el primer patrocinador privado del equipo. Corría el año 1994 y la petrolera vizcaína solo aguantó un año con el conjunto ciclista.

Q de Queja – La que pusieron varios ex-corredores del equipo vasco a través de una carta abierta después de que Igor González de Galdeano alejara al equipo de su tradición. Markel Irizar, Beñat Intxausti, David López, Jonathan Castroviejo, Haimar Zubeldia, Iker Camaño y Koldo Fernández de Larrea fuern sus firmantes.

R de Roberto Laiseka – Solo hay que remitirse a los hechos.

S de Samuel Sánchez – Como en el caso anterior, poco más que decir. Historia en naranja.

T de Tarik Chaoufi – Quizá sea el mejor ejemplo del fracaso del nuevo Euskaltel. Llegó con muchos puntos para el World Tour en el zurrón conseguidos en el Africa Tour en 2012 y se fue a mitad de temporada sin haber conseguido ningún tipo de resultado relevante. El marroquí llegó, no vio y no venció.

U de Unai Extebarria – El único corredor no español que corrió en Euskaltel antes de la desvinculación con la Fundación. Venezolano de nacimiento pero criado en Euskadi, fue un gregario con gran palmarés. Entre sus grandes logros, vencer sendas etapas en Dauphiné y La Vuelta y ser segundo en la Flecha Valona de 2002.

V de Valentía – La que han demostrado siempre los corredores vascos. Buscando escapadas, sufridores en la montaña y siempre con la pasión por el ciclismo como mejor arma. Si algo recordarán los aficionados será la valentía con la que el equipo naranja solía correr.

W de World Tour – El que tantos quebraderos de cabeza ha dado a los dirigentes de Euskaltel. Tanto es así que en 2013 debido a la clasificación por puntos tuvieron que cambiar su filosofía. De aquellos polvos estos lodos.

X de Amets Txurruka (la contiene) – Probablemente el corredor más querido de la historia del equipo. Entre 2007 y 2012 nos enseñó a todos cómo debe ser un ciclista. Auténtica afición era -y es, ahora en Caja Rural- lo que generaba Amets Txurruka. Incansable e insaciable. Pequeño genio sobre ruedas.

Y de de punto Y final – Pues eso, que se acaba la aventura naranja.

Z de Monte Zoncolan – Allí donde un chico vestido de naranja llamado Mikel se hizo grande. Casi siete horas y media de etapa para realizar una de las mayores gestas del ciclismo moderno. Salvaje, como la historia de Euskaltel.

euskaltelteam

Anuncios
Posted in: 1-Carretera