¿La última oportunidad para Pozzato?

Posted on diciembre 25, 2013

0


La victoria más importante de Pozzato en 2013, el GP Ouest France-Plouay.

La victoria más importante de Pozzato en 2013, el GP Ouest France-Plouay.

Nacho Barranco Frías @n_barranco

Filippo Pozzato es uno de los corredores con más clase del pelotón. Sus resultados y actuaciones así lo demuestran. Eso sí, la irregularidad es la otra característica principal del corredor de Lampre-Merida. En 2013 su rendimiento fue totalmente desigual. Defraudó en el momento en que no debía hacerlo y nos sorprendió cuando ya todos lo dábamos por muerto. Así es Pozzato, un genio que viste de rosa que crea afición.

Mal principio de temporada. Muchas dudas y una primavera para olvidar. Excepto la victoria en el Trofeo Laigueglia y el celebrado segundo puesto en Roma Maxima los primeros meses de 2013 para Pozzato fueron un calvario. Decepción total en Milano-Sanremo y en las clásicas del norte, donde ni siquiera se le vio en carrera. En el Giro de Italia, más de lo mismo. Pozzato dependía de un buen final de temporada para salvar 2013.

Y así fue. Con el Campeonato del Mundo como meta, Pozzato comenzó su bloque final de carreras venciendo en la Coppa Agostoni. Diez días después demostraba en el GP Ouest France-Plouay que se encontraba en un estado de forma soberbio. Victoria y para Canadá. En Québec no pudo hacer una buena carrera pero en Montréal consiguió un grandísimo quinto puesto con el que volvía a Italia más que motivado de cara al mundial.

Una semana antes de la cita en Toscana, el de Sandrigo subía al podium junto a Scarponi y Ulissi en el GP Costa Degli Etruschi. Llegaba la cita más importante del año. La selección italiana corría en casa y nuestro protagonista compartía capitanía con Vincenzo Nibali. La carretera debía poner a cada uno en su sitio, y así lo hizo. Todos conocemos la historia. Nibali entró en el corte decisivo y Pozzato se tenía que conformar con un 17º puesto que no sabe a nada. El mundial se escapaba.

Para 2014 su planteamiento de temporada será, a priori, el mismo. Clásicas de primavera y bloque otoñal en busca del mundial. Esperemos que cumpla las expectativas a principio de año y podamos disfrutar del mejor Pozzato. El de Milano-Sanremo 2006, por poner un ejemplo. Será una de las últimas oportunidades para un corredor diferente y capacitado para lo mejor, pero también lo peor. Ojalá muestre su mejor versión. Por el bien del espectáculo.

Anuncios