El vía crucis de Valverde

Posted on febrero 10, 2014

0


Alejandro-Valverde-Movistar

Enrique Delgado Sanz – @Delsanz

Exactamente han pasado 355 días desde que Alejandro Valverde levantara por última vez los brazos tras llegar primero a la meta en la última etapa de la pasada Vuelta a Andalucía. Eso fue el 20 de febrero de 2013 y hasta el momento el jefe de filas de Movistar no ha vuelto a ganar.

Si hace unos días contábamos que los sprinters del equipo de la telefónica tampoco anduvieron muy finos la campaña pasada, el caso de Valverde no fue diferente. Comenzó muy bien la temporada que debía haber sido la de su asalto al podio del Tour. Ganó un trofeo en la Challenge de Mallorca y consiguió una etapa, además de la clasificación general en la Ruta del Sol. Pero a partir de ahí los resultados le fueron esquivos.

Mientras Nairo Quintana hacía que los expertos se deshicieran en elogios ante sus cualidades, el murciano perdía su gran oportunidad de posar para la foto en los Campos Elíseos tras un pinchazo inoportuno que inscribió su nombre en el pasaje de uno de los grupos que se cortó camino de Saint-Amand-Montrond.

La pérdida ascendió hasta los 9’52” y el mazazo anímico hizo el resto. La penúltima bala de Valverde, justo cuando mejor estaba, se perdió en el horizonte aquel día.

En la Vuelta a España le fue bien pero estuvo por debajo de lo que muchos esperaban de él. Su objetivo era la victoria final de Madrid pero un Horner con el que nadie esperaba se aupó a lo más alto con Nibali también sorprendido. Tercer escalón para un Valverde que tampoco consiguió ninguna victoria parcial.

Después de la Vuelta llegó aquel episodio tragicómico, dramático, grotesco que fueron los últimos kilómetros del Mundial en ruta de la Toscana. Otra victoria que se escapó (y ya sabemos todos de qué manera se esfumó).

El primer trofeo de la Challenge, especialmente diseñado para los velocistas, también se le ha escapado (normal) y el martes su equipo anunció que el campeón murciano tenía gripe y que se perderá el resto de Challenge. Veremos si Valverde es capaz de evitar un año en blanco, algo nada habitual en un corredor de su clase y con sus condiciones. La misión no es fácil, reaparecerá en la Vuelta y sólo tendrá un día para  para hacer borrón y cuenta nueva y evitar un año en blanco.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera