A la primavera de tapados – Outsiders Clásicas

Posted on marzo 1, 2014

0


Enrique Delgado Sanz – @Delsanz

En las carreras de un día como las Clásicas todo puede pasar. Los favoritos parecen claros y los corredores revelación aún son toda una incógnita, sin embargo, hay un grupo de ciclistas -normalmente belgas- que siempre están ahí, tienen posibilidades reales de ganar pero no son ni grandes favoritos ni ilustres desconocidos. Nos referimos a los outsiders. Bendita categoría.

Outsiders

Sep Vanmarcke es probablemente la mejor explosión ciclista que las Clásicas de primavera y adoquín han alumbrado en los últimos años. En 2012 ganó Omloop y en 2013 su bisoñez le arrebató la París-Roubaix en un apretado sprint en el velódromo con Cancellara. Ese día el belga terminó llorando pero con sólo 25 años y su currículum, el de Belkin tendrá muchas oportunidades de resarcirse.

vanmarcke_cancellara_paris_roubaix_2013

Vanmarcke y Cancellara, protagonistas el año pasado en Roubaix.

De una joven realidad podemos pasar a otro belga más talludito. No hay que olvidar que la París-Roubaix del año 2011 se la apuntó Johan Vansummeren, quien ahora tiene 33 años y milita en las filas de Garmin-Sharp. Su temporada de clásicas dejó bastante que desear el año pasado -donde sólo pudo conseguir una vigésima posición en Roubaix- y seguro que este año quiere hacerlo mejor. Al contrario que a Vanmarcke, no le quedan muchas oportunidades para lucirse.

Otro perro viejo, más si cabe que Vansummeren, es Luca Paolini, que con 37 años y tras su victoria en Gante (Omloop) de la temporada pasada, es candidato a cualquier cosa. Tiene calidad y experiencia, igual que su compañero de equipo Alexander Kristoff. El noruego dejó muy buenas sensaciones la temporada pasada al imponerse en varias llegadas masivas y además fue cuarto en la París-Roubaix. Un rival a tener en cuenta.

Van Avermaet también tendrá algo que decir este año.

Van Avermaet también tendrá algo que decir este año.

Si en Katusha no hay malas perspectivas para las Clásicas, en BMC tampoco se pueden quejar. El hombre de moda, Taylor Phinney, que enamoró el año pasado en San Remo y el belga Van Avermaet figuran en su equipo para triunfar entre adoquines. Calidad y nombre de sobra para ellos.

Tampoco podemos olvidarnos de Terpstra, quien lo tendrá difícil partiendo como tercer hombre de Omega para estas carreras pero que en caso de dificultad o contratiempo siempre podría sobresalir y acaparar protagonismo.

Como jefe de filas indiscutible del Wanty se encuentra otro veterano, que ya sabe lo que es triunfar en este terreno, aunque fuera hace mucho tiempo. Bjorn Leukemans no cuajó una mala ronda de primavera la temporada pasada y este año se plantea ante la difícil misión de repetir sus puestos de honor en el Tour de Flandes o la París-Roubaix, escenarios en los que rozó el podio.

Todos ellos son capaces de sobra, como han demostrado en algún momento, de hacerlo bien -o muy bien- en el mes que se aproxima. De ahí a que lo consigan ya es otra historia.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera