Ciclismo y Salud-Traumatismos en el ciclismo

Posted on marzo 9, 2014

0


Foto:elmundo.es

Foto:elmundo.es

José Antonio Pérez Cubiles@japerezc17

La gran mayoría de lesiones por traumatismos que se producen en el ciclismo se deben a las caídas. El riesgo de accidente durante la práctica de este deporte puede llegar al 10%, un porcentaje superior al que se puede dar en otras disciplinas como fútbol o baloncesto. Es muy frecuente ver que los corredores rueden en pelotón o salgan con la bicicleta en grupo, creándose una situación en la que los espacios son mínimos y las posibilidades de adaptar la bicicleta frente a obstáculos o imprevistos se reducen. Por tanto, el hecho de rodar en grupo aumenta el riesgo de sufrir caídas y producir montoneras en las que se vean implicados varios ciclistas. A todo esto habría que añadir otros factores que también indicen en este tipo de lesiones; como irregularidades del terreno, camino sinuoso, condiciones meteorológicas adversas, exceso de velocidad, o factores más intrínsecos del ciclista, como la pérdida de control de la bicicleta o la falta de habilidad para rodar en grupo.

Foto:20minutos.es

Foto:20minutos.es

De este modo, los principales traumatismos del ciclista son: contusiones, abrasiones cutáneas o quemaduras, lesiones ligamentosas y fracturas. Generalmente son lesiones cuyo tratamiento médico y fisioterapéutico resuelve con eficacia los síntomas y signos de estas lesiones, y la vuelta a la competición y práctica se lleva a cabo sin grandes secuelas. Por otro lado, habría que hacer una mención aparte sobre el traumatismo cráneo-encefálico, sin duda la entidad clínica que reviste más gravedad tras un accidente en bici. Las consecuencias son variables dependiendo de la gravedad, llegando a producir los casos más serios un 2% de las muertes que ocurren cada año en la carretera. Es por esto, que el uso del casco es una condición sine qua non en el ciclismo, con el fin de evitar este tipo de lesiones y reducir la gravedad de su complicaciones y síntomas.

Según los datos de la Mutua General Deportiva en España, el ciclismo ocupa el décimo lugar en el ranking por número de asistencias y el séptimo por índice de lesiones deportivas. Algo más del 30% son contusiones, el 26,5% heridas y el 16,5% fracturas. Además se producen abrasiones cutáneas, esguinces, luxaciones y otros. En cuanto a su localización, son las extremidades superiores las más afectadas, seguidas de las inferiores y la cabeza y cara. En cuanto al ciclismo de montaña, también se contemplan estos datos, tal y como se muestra en la siguiente tabla:

Foto: biolaster.com

Foto: biolaster.com

Metiéndonos en la temática de lleno, las contusiones son traumatismos por golpeo directo contra el suelo, contra un obstáculo o contra un vehículo, sin que exista rotura de la piel o mucosas, aunque sí se rompen vasos sanguíneos. Cursan con signos locales de inflamación o hematomas subcutáneos. En un principio, la zona que recibe el golpe adquiere una tonalidad rojiza, evoluciona a morada para después tener una coloración amarillenta hasta desvanecerse. Para su tratamiento, se describe un protocolo denominado RICE por sus siglas en ingles: Rest (Reposo) Ice (Hielo) Compression (Compresión) y Elevation (Elevación). En casos de contusiones más graves, existirá una importante incapacidad funcional que obliga a abandonar la práctica deportiva durante unos días. También sería conveniente realizar una masoterapia en la musculatura adyacente al traumatismo, ya que es muy frecuente que se origine una contractura muscular de defensa.

En cuanto a las abrasiones cutáneas o quemaduras, la caída tiene como consecuencia inmediata el golpeo de las partes anatómicas más protuyentes. Suelen producirse en la piel que cubre los hombros, caderas (trocánter mayor), codos, tobillos, nalgas y muslos. Hay tres tipos de quemaduras:

–        Primer Grado: Enrojecimiento de la superficie de la piel.

–        Segundo Grado: La epidermis está rota pero las demás capas de la piel están  intactas, por lo que no suelen quedar cicatrices significativas.

–        Tercer Grado: La piel está totalmente dañada, quizá con exposición de capas subyacentes o grasa y otras estructuras de tejido conectivo. Generalmente, requieren intervención quirúrgica, con regularización de los bordes de la herida y sutura.

El tratamiento consiste en limpiar, desinfectar la zona y posteriormente cubrirla con apósitos estériles, ya que se trata de una lesión abierta y puede convertirse en foco de infecciones. También se incluiría la aplicación de pomadas y ungüentos para nutrir la piel.

En relación a las lesiones ligamentosas, es bastante frecuente en el mundo del ciclismo el esguince acromio-clavicular, que puede tener diferentes grados dependiendo de la integridad de los ligamentos coracoclaviculares, siendo grado I la lesión más leve y grado III la más grave, que requeriría intervención quirúrgica si existe mucho desplazamiento. Ante un traumatismo en el hombro, la clavícula salta hacia arriba al fallar la contención que la mantenía unida al acromion y se produce una deformidad apreciable a simple vista. El tratamiento dependerá del grado de la lesión y se ajusta al tiempo de evolución, pero podemos citar como directrices generales el protocolo RICE explicado anteriormente, electroterapia analgésica, masaje transverso profundo para eliminar adherencias y producir una orientación adecuada de las fibras de la cicatriz del ligamento, trabajo propioceptivo de hombro para ir ganando movilidad y estabilidad y ejercicios de potenciación.

Foto: terrabike.com

Foto: terrabike.com

Otra lesión ligamentosa curiosa, aunque no frecuente es la mencionada por Oehlert, K.; Wolk, T. & Hassenpflug, J. (2004), y es la torsión de rodilla por frenar con el pie en el suelo o por quedar bloqueado el pie al no saltar el anclaje del pedal.

Fractura (foto:doctorlopezcapape.com )

Fractura (foto:doctorlopezcapape.com )

Por último, y para cerrar el bloque de las lesiones por traumatismos, describiremos las fracturas. Se define como la pérdida de continuidad de un hueso, que cursa con dolor, deformidad, crepitación e incapacidad funcional. La tipología de las fracturas relacionadas con el ciclismo es bastante extensa, por lo que en posteriores artículos se abordarán con más detalle aspectos más específicos de los tipos de fracturas y sus características. A grosso modo, las fracturas que se vinculan al deporte de la bicicleta son las de clavícula (siendo la más frecuente), costillas, olecranon, cabeza del radio, metacarpianos y falanges. En cuanto al tratamiento, primero hay una etapa de inmovilización absoluta, en la que se indican ejercicios activos de articulaciones cercanas al foco de fractura e ejercicios isométricos para prevenir las consecuencias de la inmovilización. Después progresaríamos a una etapa de inmovilización relativa, en la que aplicaríamos crioterapia, masajes descontracturantes de zonas periarticulares, movilizaciones pasivas y seguir con ejercicios isométricos. Posteriormente pasaríamos a una fase de post-inmovilización, en la que aplicaríamos medidas analgésicas y antiinflamatorias, y trabajaríamos para recuperar el arco de movimiento normal de la articulación. De esta manera, iríamos aumentando los tiempos, intensidades y complejidad de los ejercicios hasta llegar a la fase de resolución donde facilitaríamos la incorporación a la actividad deportiva.

Una vez desglosado toda la etiopatogenia de este tipo de lesiones, es recomendable considerar las siguientes cuestiones para prevenirlas:

–        Mantenimiento mecánico perfecto y realizado de forma continúa.

–        Educación vial básica por parte del ciclista

–        Casco bien ajustado, rígido y cómodo para el ciclista

–        Maillot y Cullote transpirables y adecuados a la estación o época del año.

–        Zapatillas: cómoda y sobre todo con un grado de rigidez elevado.

–        Otros elementos: guantes, gafas de ciclismo…

–        Rodar de forma segura y defensiva.

–        Adquisición por parte del ciclista de las habilidades y las técnicas que le permitan montar y operar en la bicicleta con seguridad.

“Conoce los riesgos del ciclismo para disfrutarlo con seguridad”

Anuncios