El retorno del rey galo

Posted on marzo 13, 2014

0


thibaut_pinot_Francia

Enrique Delgado Sanz – @Delsanz

Si en el país vecino tienen ganas de ver en acción a algún ciclista en particular, ese es Thibaut Pinot. El principito francés que sobresalió hace dos años y que tras los palos que recibió el año pasado, está llamado a regresar con más fuerza y discutir la dictadura de Froome, Quintana, Nibali y compañía.

Hace dos años parecía un príncipe por su frescura y su irrupción casi volcánica en aquel Tour de Francia que ganó Wiggins. Sin embargo este año, con todos los galones de la FDJ a sus espaldas, la experiencia de sus dos últimos años en la élite y las heridas de guerra que su miedo a los descensos y la prensa le han causado, Pinot ha adquirido la corona francesa.

Voeckler gusta, Rolland también, pero la joya de la corona es Pinot. Su rendimiento aún es una incógnita. Poco se sabe sobre si le ha perdido el miedo a las bajadas ni cuál es su estado de forma actual ya que debutó en el GP la Marseillaise, pero cuando iba a continuar con su rodaje en el Tour de Omán, una inoportuna gripe privó de salir a la carretera.

A partir de ahora comienza la gira, propia de una estrella de rock, de Thibaut Pinot. Tirreno Adriatico es la primera piedra de toque. A partir de ahí correrá sin descansar la Volta a Cataluña, la Vuelta al País Vasco, Tour de Romandía, Bayern Rundhfart y Tour de Suiza hasta llegar al mejor escenario para él, le Tour de France.

En la pasada Vuelta a España, en la que terminó 7º, ya se atisbó una mejoría que refrendó en el siempre peligroso Giro de Lombardía (12º). El príncipe estuvo enfermo pero parece que tras superar su “patoligía” con los descensos, ha sido coronado rey. Depende de él ser un rey breve para el aficionado francés o llegar para, definitivamente, quedarse.

Anuncios