Cuatro conclusiones sin ver Milán – San Remo

Posted on marzo 25, 2014

0


sanremo nibali

Nacho Barranco Frías – @n_barranco

Estamos a martes y todavía no he visto qué ocurrió en Milán-Sanremo. Evidentemente, he visionado el sprint que le dio la victoria a Alexander Kristoff (KAT)pero de los movimientos ocurridos en los kilómetros previos a la llegada en Lungomare Italo Calvino solo sé lo que he leído en las crónicas de la prueba. Y aun así, opinaré sobre lo sucedido en este primer monumento del año. Sólo espero que cuando pueda ver el final de la prueba al completo refrende estas cuatro conclusiones.

La casta de Nibali

Da igual su estado de forma. Da igual si el recorrido no acompaña. Incluso, da igual que el pelotón tenga la situación más que controlada. Vincenzo Nibali (AST) siempre ataca. No recuerdo ninguna Classicissima reciente en la que el de Sicilia no lo haya probado. “¿Dónde están los corredores con cojones de antaño?”, comentaba en Twitter el de Astana, cabreado con hombres como Fabian Cancellara (TFR) o Peter Sagan (CAN) a los que les favorecen carreras más duras que eliminen a sprinters.

Fabian Cancellara, de nuevo al palo

Otro que no falla. En los diez últimos monumentos cancellara monumentoque el suizo ha finalizado lo ha hecho en el podium. Una estadística inigualable, que ejemplifica una vez más la calidad y consistencia de un corredor, sin duda, especial. Aun así la relación de Cancellara con este monumento podría calificarse de ‘amor-odio’, ya que solo la ha vencido una vez (2008) y lleva cuatro ediciones seguidas en el podium. También se ha hablado mucho de que en esta Sanremo se escondió y sólo apareció para disputar el sprint final. Probablemente sea cierto pero criticar a un hombre que consigue estar delante en este tipo de pruebas durante tanto tiempo parece algo injusto.

El futuro está en las piernas de Lobato

Juanjo Lobato (MOV) es el sucesor. Tras la retirada de Óscar Freire el ciclismo español se planteaba un futuro más que complicado en carreras de un día, las cuales no han tenido nunca el mismo tirón en nuestro país que las grandes vueltas por etapas. Pero apareció la figura de un gaditano que puede -y debe- continuar con una progresión que, de momento, le ha llevado a ser cuarto en una prueba tan dura como lo es Milán-Sanremo. Eso sí, en caso de que las oportunidades para la cantera desaparezcan, no esperen nuevas perlas como el ciclista de Movistar Team.

La necesidad del cambio de recorrido

Si no llega a ser por la lluvia y el mal tiempo se presentan en la meta de Sanremo todos los que salieron de Milán. Sí, es una exageración, pero es evidente que la dureza de la prueba ha descendido mucho, no sólo con la eliminación de la Pompeiana, sino por la falta de dureza en los kilómetros finales, donde tan solo se puede intentar en la Cipressa y el Poggio, dos cotas que, como hemos visto este año, pueden superar ciclistas como Mark Cavendish (OPQ) o André Greipel (LTB). Por tanto, RCS debe aplicar un cambio a una prueba que, de no hacerlo, podría perder el encanto que ha tenido siempre.

Anuncios
Posted in: 1-Carretera