Valverde despeja las dudas sobre el pavé

Posted on marzo 27, 2014

0


Valverde atacando en Roma Máxima en la zona de adoquín (foto:Roberto Bettini)

Valverde atacando en Roma Máxima en la zona de adoquín (foto:Roberto Bettini)

Antonio Álvarez Lovillo-@lovillo99

Muchos, durante años, reclamaban a Valverde que probase suerte en las clásicas del norte. Especialmente, el Tour de Flandes o Gante-Wevelgen, en las que el pavé juega un factor muy importante pero también las subidas, la potencia y la clase. Éstas últimas les sobra a Valverde y, como se dice, hay que probar las cosas para saber a ciencia cierta si te gusta o no. Sobre todo, no quedarse con la duda. Valverde lo ha probado tarde, con cerca de 34 años. Las pruebas al más alto nivel hay que decir,puesto que en otras sí que ha corrido con pavé. Pero su primera experiencia, en Dwars door Vlaanderen,ha sido más que satisfactoria.

Valverde, quizás el destino lo ha querido así, fue más bien a reconocer terreno en vistas de su gran objetivo del año: el Tour de Francia. El hecho de incluir adoquín en la carrera francesa ha obligado a muchos ciclistas a plantearse la participación en carreras de este estilo, como Flandes. La sorpresa es que muchos pueden despuntar en ellas. Error sería pensar que podrían haber ganado a Cancellara o a Boonen, super clases, pero sí realizar un buen papel.

El equipo Movistar Team probando el pavés del norte

El equipo Movistar Team probando el pavé del norte

Valverde no va a ser ahora el nuevo Flecha. Valverde es Valverde. Un corredor único y que el destino, la mala fortuna, su planteamiento en carrera y otras acciones le han hecho llevar por un camino. Se obsesionó (está) con el Tour, en el que año tras año acumula grandes actuaciones pero que nunca termina de rematar. Logró una Vuelta a España y todo eso en una carrera que incluye, entre otros muchos logros, dos Lieja. Todo el mundo sabe, y se suele decir, más suponiendo que otra cosa, que Valverde podría haber sido un clasicómano de época. Cualidades no le faltan y resultados, por cierto, tampoco.

Pero para ser razonables, hay que entender a Valverde. La cosa no es probar en Flandes o correrla. La tendría que haber hecho antes, por supuesto, y quizás incluso en alguna ocasión para intentar el triunfo, pero no se le puede exigir que esté 300 días al año a un máximo nivel. Lo hemos visto en Andalucía ganar muy fácil, al igual que en Murcia. Hacerlo muy bien por Italia en la Strade Bianche o en Roma Máxima, cuyo ataque ganador se produjo sobre el pavé, algo más sencillo eso sí. Renunció a Milán-San Remo, otra prueba dónde podría estar con los mejores…

Movistar Team y Valverde serán focos de atención en las próximas pruebas (foto:movistarteam.com)

Movistar Team y Valverde serán focos de atención en las próximas pruebas (foto:movistarteam.com)

Estamos obligando a un corredor a que dé lo mejor de sí en toda competición. Aunque seas un super clase, logres despuntar casi siempre que corras y tengas la facilidad de coger la forma muy rápido, la presión, el cansancio mental y físico, el desgaste se va notando. Aún tenemos que recordar que algunos ciclistas apenas hacían carreras para llejar a sus objetivos e ir con pocos días. O cuándo en la Vuelta se nota quién lleva una temporada cargada. Porque, si Valverde pelea Milán-San Remo, lo hace luego en Flandes, le exigiremos también en las Árdenas. Y vendrá el Tour, y le pediremos atacar. Y también San Sebastían. Ojo, que en la Vuelta es un fijo y por último, el mundial. ¿Nos damos cuenta de esto?

Cómo ya se ha dicho, a veces nos cegamos en que los ciclistas no son personas y no tienen limitaciones cuándo la realidad es otra. Valverde tenía que haber probado el pavé con anterioridad pero por todo lo hecho hasta ahora, Valverde nunca será un corredor del norte. Brillar lo ha hecho hasta Voeckler en la general del Tour pero la realidad siempre pone a los ciclistas en el suelo. No podemos vivir del pasado pensando lo que Valverde pudo ser porque Valverde sigue siendo. Y a día de hoy, Valverde sigue siendo corredor del Tour. Nos lamentamos de que no hubiese ocurrido estas clásicas, pero nos olvidamos de lo que ha brillado en otras. Y quizás, las que quedan.

Anuncios