Los inicios de… Luis León Sánchez

Posted on marzo 28, 2014

0


Luis León Sánchez (sitiodeciclismo.net)

Luis León Sánchez (sitiodeciclismo.net)

Antonio Álvarez Lovillo@lovillo99

Hay gente que tiene un camino en la vida. Momentos que te llevan a pensar que el destino es caprichoso y que si ocurre algo es por un motivo mayor. Luis León es uno de esos casos. Mejor dicho, su padre. La desgracia sacudió a la familia de Luis León muy pronto. Trasladado al País Vasco de servicio, con los dos hijos mayores, León y Luis León, y su mujer, el padre, llamado Pedro León sufrió un percance, un atentado. Lo único seguro es que a Pedro León le recomendaron (casi obligaron) a coger la bicicleta para hacer rehabilitación y proporcionarle movimiento a la pierna. Para que no saliese sólo, compró sendas bicicletas a León y a Luis, y así empezó a crearse la leyenda de Luisle.

Luis León siempre salía con la bici. En Mula, su pueblo natal, lo hacía con la Peña Ciclista. Su afán competitivo, o su segundo nombre, ese que acompaña a toda la familia (León), le hicieron ser uno de esos niños precoces. Con cinco años tuvieron que pedirle una licencia especial para poder competir con los benjamines, dos años mayores. Aún así, consiguió ganar alguna que otra carrera. Pero sería con seis cuándo ya obtuvo el campeonato regional. Hasta que consiguió pasar a cadetes, ganó todos los años el campeonato regional.

Luis León Sánchez con el Colchón Comodón

Luis León Sánchez con el Colchón Comodón

Luis León, su hermano León y su padre Pedro componían parte del equipo del pueblo, el Colchón Comodón. Pedro era recto, incluso cuándo sus hijos ganaban. En palabras del propio Luis León, eso le hicieron no conformarse con nada. Con el Colchón Comodón pasó su etapa de cadetes y juveniles. En ellas ganaba con facilidad. En una temporada, superó la treintena de triunfos. La costumbre hace que parezca poco o denota un pensamiento de falta de categoría del rival pero el tiempo ha dado la razón a Luisle: quién es bueno, lo es.

A destacar sus victorias en las Copa de España júnior. Lo hizo por partida doble, el primero, en su primer año en la categoría y en su segundo. Es decir, dominó toda la temporada de júnior.  Tanto conseguía dominar que incluso se permitía ceder triunfos a sus compañeros. También desputaba en cadetes aunque la fortuna no le acompañó en ocasiones: “Faltaba un kilómetro, estaba disputándolo (Campeonato de España) y yo iba un poco adelantado. Justo cuando faltaban 800 metros se cruzó un hombre mayor y no lo pude esquivar. El cayó al suelo y se lo tuvo que llevar la ambulancia. Yo me saqué el hombro”.

Luis León siempre le apasionó la bici. Recuerda que la foto que más ilusión le hizo fue una con Bugno  y otra con Induráin en los mundiales de Benidorm o una huida en bici con su hermano León y un amigo a la Cresta del Gallo tras ver una etapa del Tour que acabó con la Guardia Civil en su casa: eran las diez de la noche y aún no habían regresado. La bici era su vida y esta le premiaba. Fue llevado al mundial Junior de Lisboa en 2001, fruto de su gran hacer en la temporada (fue el 40º), cómo en la convocatoria con la selección en la Volta a la Safor. Pero, además de la carretera, Luis León también hacía pista. Fue campeón júnior en 2001 en persecución, además de puntuación y kilómetro. En este aspecto, Luisle tiene bastante anécdotas, como el intentar hacer pruebas con gente mayor que él (que novedad) y su entrenador no dejarle. En cadete tenía nivel júnior.

Luis León Sánchez y su hermano León en las filas del Würth ONCE (foto:quadtreros.com)

Luis León Sánchez y su hermano León en las filas del Würth ONCE (foto:quadtreros.com)

En la Vuelta al Besaya 2001, una de las más prestigiosas a nivel nacional, Luis León inscribió su nombre. Quizás fue en esta o quizás no, pero lo cierto es que fue el detonante para que Manolo Saiz, cántabro, se decidiese por darle la oportunidad a este murciano. Se lo llevó al Würth-ONCE. Contaba con 18 años y estaba preparado para dar el salto definitivo para dedicarse a las bicicletas. Dejó el instituto y se fue a un equipo dónde figuraban Contador, Jesús Hernández, Dani Navarro… y con su hermano. El paso le costó mucho. Tanto que se pensó si valía. Luisle no ganaba con tanta facilidad.

La temporada siguiente, la segunda en el Würth-ONCE trajo más alegrías para Luis León. Ya en la Vuelta a Extremadura, con un triunfo en la contrarreloj por equipos denotó el gran equipo que tenían. Finalizó el 30º pero tuvo el maillot amarillo en la primera etapa. Dónde si consiguió el triunfo fue en Lizarza. Le pasan como stagiare en 2003 en septiembre, pero será en 2004 cuándo empiece a despuntar. En la Clásica de Alcobendas, consigue su primer triunfo como profesional, frente a ciclistas consumados como Mayo o Nozal:

“Mayo no pudo rematar la faena con el tercer triunfo parcial, aunque acabó a solo 3 segundos del vencedor, un murciano de 20 años llamado Luis León Sánchez, profesional de primer año que sorprendió a todos con una demostración que le llevó al primer puesto con un tiempo de 11.26. El corredor de Manolo Saiz, uno de los nuevos valores del Liberty, apenas podía dar crédito a su hazaña. “Esto que me acaba de pasar es un sueño. Estoy aprendiendo y consigo mi primera victoria como profesional, es impresionante y no puedo pedir más en este mi primer año”, dijo el ganador de la cronometrada, quien lloró de alegría en el camión del equipo junto a su director. ”

Imagen del triunfo en Asturias

Imagen del triunfo en Asturias

 

Tan solo tres días después, otro triunfo en Asturias. Para completar su debut en profesionales, plata en el campeonato contrarreloj de España, superando a un especialista como Igor González de Galdeano. Tenía 20 años. Casi nada. El inicio de la temporada 2005, con los colores del Liberty, como en 2004, no pudo ir mejor. Triunfo absoluto en el Tour Down Under, con una etapa y otra en la que entró con Contador. Sufre una caída en la Gent Wevelgem que le lastra hasta la Clásica de Alcobendas, dónde se reencuentra con el triunfo nuevamente (también en la crono). Ese año, así hablaba Luis León para un reportaje de ABC, dónde además aparece Contador, señalándolos como los cracks de la nueva generación:

“Todavía no sé que clase de corredor soy. Si para las clásicas, vueltas grandes o qué. Tengo tiempo para conocerlo”.

Va al Tour, sin mucha suerte pero con 21 años y en una grande, denota la confianza en él de Manolo. En 2006, regresa al Down Under, dónde Gerrans le roba su segundo triunfo consecutivo. Le salpica el escándalo de la Operación Puerto y no puede ir al Tour. Se desvincula del entonces Astaná y ficha por el Caisse d’Epargne. No tarda en ganar. Se lleva la general de Mallorca aunque por encima de todo, destacará su actuación en París-Niza, ganando una etapa y finalizando tercero. Otra vez segundo en los nacionales y su temporada finaliza en la Vuelta, aunque lejos de hacer una buena labor.

La victoria en el equipo de Unzué no tardó en llegar

La victoria en el equipo de Unzué no tardó en llegar

Camino casi calcado el año de su consagración. El Down Under (octavo) sirve de preparación entre otras cosas para París-Niza. Esta vez quinto, pero otro triunfo a su bolsillo. Lo mejor de ese 2008, aparte de su (por fin) triunfo en los nacionales de contrarreloj, es el primer triunfo en el Tour.

“Hace tres años, Luis León Sánchez, debutó en el Tour junto a Alberto Contador, ambos en el Liberty: su compañero madrileño triunfó a lo grande el año pasado; el murciano, más rodador, más contrarrelojista, lo consiguió a su manera 12 meses después. Una nueva generación ha tomado el poder sobre las cenizas de una antigua que se niega a abandonar los hábitos que a punto estuvieron de acabar con el ciclismo.”

La grandeza había nacido. Faltaba confirmarla en 2009. De nuevo París-Niza, pero esta vez la general. Se la birló a Contador, demostrando que el pinteño también es humano. Con 25 años, su palmarés ya rebozaba clase y triunfos de renombre. Por ello, las comparaciones:

“Es un sueño”, dijo, poco original, el tercer español que gana la París-Niza, un hombre de pocas palabras, como el primer ganador, Miguel Indurain, que también tenía 25 años la primera vez que lo logró (en 1989; repitió en 1990) y con el que comparte el perfil de corredor grande. Como el otro español que ha ganado la París-Niza, Alberto Contador, en 2007, también ha ganado el Tour, la conclusión debería ser obvia: otro león de peluche, pero en julio, en París. “Está bien la comparación con Indurain, pero es exagerada”, matizó; “él ha ganado cinco Tours y yo me conformaría con ganar uno dentro de unos años”.
 
Luisle y Contador en la París-Niza que ganó el primero

Luisle y Contador en la París-Niza que ganó el primero

Pero la agudeza de este ciclista se terminó de demostrar en el Tour de 2009. Tras ganar una etapa en País Vasco, segundo triunfo en el Tour. No hizo lo propio con el nacional de contrarreloj, pero sería una de las últimas veces. Luis León ya se había postrado como un ciclista de raza y olfato. Habían pasado tres años desde que falleció su hermano mayor León. Desde entonces, lucha cada etapa para dedicarle un triunfo. Comenzó con él y hasta que pasó a profesionales compartieron equipos. Ahora, nueve años después, el destino los ha separado fortuitamente. Por ello, Luis León le quiere dedicar cada triunfo, para demostrar que León sigue vivo. Al igual que él, ahora en el Team Caja Rural-Seguros RGA tras ser abandonado por el Belkin. Los “León” nunca se rinde. La historia sigue viva. Luis León, sigue muy vivo.

Luisle dedicando el triunfo en el Tour a su hermano fallecido

Luisle dedicando el triunfo en el Tour a su hermano fallecido

Anuncios
Posted in: 1-Carretera